INTERNACIONAL PRIMERA ENTREVISTA

Chelsea Manning divulgó documentos secretos sobre el horror que vio en Irak

La ex soldado Chelsea Manning, la primera gran fuente de WikiLeaks, afirmó ayer que decidió filtrar los documentos clasificados al constatar que toda la información con la que trabajaba como analista militar estadounidense en Irak se refería a “muerte, destrucción y caos”.

Trans. Antes era Bradley. Obama le condonó la sentencia.
Trans. Antes era Bradley. Obama le condonó la sentencia.

La ex soldado Chelsea Manning, la primera gran fuente de WikiLeaks, afirmó ayer que decidió filtrar los documentos clasificados al constatar que toda la información con la que trabajaba como analista militar estadounidense en Irak se refería a “muerte, destrucción y caos”.

“Después de mucho tiempo analizando datos, estadísticas, reportes, fechas, tiempos, lugares, finalmente, te detienes. Dejé de ver sólo estadísticas e información, y comencé a ver gente”, dijo Manning.

En su primera entrevista desde que fue liberada de una prisión militar el mes pasado, la soldado trans aseguró que creía que tenía una “responsabilidad con la ciudadanía” cuando filtró a WikiLeaks una montaña de documentos clasificados, y que nunca pensó en que estuviera arriesgando la seguridad nacional de Estados Unidos.


Responsabilidad. En la entrevista, grabada y transmitida ayer en el programa Good Morning America, de la cadena ABC, Manning dijo que ha “aceptado la responsabilidad” por sus acciones.

La soldado de 29 años, conocida antes como Bradley Manning, añadió que se sintió alentada a divulgar los 700 mil documentos militares y del Departamento de Estado debido al costo humano que causaron la “muerte, destrucción y caos” que vio cuando era analista de inteligencia.

“Nadie me dijo que hiciera esto, nadie me ordenó que hiciera esto. Yo lo hice. Es mi responsabilidad”, agregó.

Manning fue puesta en libertad el 17 de mayo de una prisión militar en Kansas, tras cumplir siete años de una sentencia de 35, que fue conmutada por el ex presidente Barack Obama en sus últimos días en el cargo. Obama dijo que sentía que ya se había hecho justicia en ese caso.

La soldado dijo que no ha hablado con Obama desde su liberación, pero añadió que estaba agradecida por haberle dado “otra oportunidad”.

Manning se refirió también a su lucha para hacer frente a su transición de género mientras estuvo en prisión. Aseguró que trató de suicidarse dos veces tras las rejas y que luchó por recibir tratamientos hormonales que, dice, la han mantenido viva.

La soldado permanece en el ejército, pero está fuera de servicio mientras apela su veredicto de culpabilidad dictado por una corte marcial.



ap