INTERNACIONAL BEIJING VS. ‘LOS BUITRES’

China acusó a Soros y EE.UU. de atacar su alicaída economía

El financista afirmó que habrá un “aterrizaje forzoso” del gigante asiático. Para Xi Jinping, se trata de una “guerra contra el yuan”.

PERFIL COMPLETO

Foto:AFP

Detrás de las caídas de las bolsas en Asia, hay un enfrentamiento entre dos de los hombres más influyentes y poderosos en la economía internacional. Se trata del presidente de China, Xi Jinping, y del inversor húngaro norteamericano George Soros, que, según la revista económica Nikkei Asian Review, chocaron en las últimas semanas, tras el vaticinio del millonario de un “aterrizaje forzoso” de la economía de ese país.
El pronóstico fue pronunciado en el Foro de Davos, ante los más importantes empresarios y líderes del mundo. Y no cayó nada bien en Beijing. Por ese entonces, el mandatario chino estaba de gira por Medio Oriente, anunciando 55 mil millones de dólares en inversiones y préstamos. El objetivo de esa movida era posicionarse como mediador en la región, disputándole poder e influencia a los Estados Unidos. Pero la jugada, cuidadosamente planificada por la diplomacia del gigante asiático, fue opacada por el explosivo vaticinio de Soros, pionero en el mundo de los hedge funds.
“Un aterrizaje forzoso es prácticamente inevitable. No lo estoy esperando, lo estoy observando”, disparó en una entrevista televisiva que concedió en Davos. Sus declaraciones shockearon a los mercados financieros globales, que se alarmaron ante la desaceleración del crecimiento chino -que en 2015 fue del 6,9%-; la abrupta caída de sus bolsas y el consiguiente impacto en la economía internacional. El gobierno de Xi busca reconvertir su modelo de crecimiento, dando una mayor importancia al consumo de su gigantesco mercado interno.

Reacción. El aparato de propaganda oficial chino salió inmediatamente al cruce de Soros. Lo acusó de “declarar la guerra al yuan”. La agencia de noticias estatal Xinhua publicó un artículo en inglés en el que envió una fuerte advertencia sobre una acción concertada de los hedge funds para erosionar las monedas y los mercados de capitales de China continental y de Hong Kong. “El liderazgo chino sospecha que Soros, el gobierno de los Estados Unidos y sus corporaciones han empezado a atacar su economía en forma coordinada”, escribió recientemente el periodista Katsuji Nakazawa en Nikkei Asian Review.
China intenta mantener a raya el desempleo -del 4% en las grandes urbes- para controlar el humor social, en un contexto de fuerte crecimiento de los salarios -de un 7,4% en términos reales-. Las declaraciones de Soros golpearon donde más duele al Politburó del Partido Comunista Chino.



Leandro Dario