INTERNACIONAL DIALOGO PRESIDENCIAL

China entró en escena para reducir la tensión entre Washington y Pyongyang

Xi Jinping, que había permanecido prescindente ante la escalada de tensión, le pidió a Donald Trump que evite “palabras y actos” que exacerben la amenaza de un conflicto.

Después de haber dado la impresión de mantenerse al margen de la escalada retórica entre Pyongyang y Washington, China decidió ayer finalmente entrar en acción para alejar el riesgo del estallido de un conflicto armado.
El presidente chino, Xi Jinping, llamó por teléfono a su colega norteamericano, Donald Trump, para pedirle que evitara “palabras y actos” que pudieran “exacerbar” las tensiones con Corea del Norte.
La intervención del mandatario se produjo horas después de que Trump endureciera su discurso contra Pyongyang, al asegurar que el régimen norcoreano “lamentará de verdad” cualquier ataque contra su país.
Trump lanzó el viernes una serie de nuevas amenazas contra Corea del Norte, declarando que las fuerzas armadas estadounidenses están “cargadas y listas para disparar”. También insistió con que el líder norcoreano, Kim Jong-un, “se arrepentirá rápidamente” si actúa contra territorios y aliados estadounidenses.

Comunicado. Poco después de la conversación entre ambos líderes, la Casa Blanca divulgó un comunicado en el que afirmó que Xi y Trump coincidieron en que “Corea del Norte debe cesar su comportamiento provocador” y reiteran “su compromiso mutuo para una desnuclearización de la península coreana”.
La Casa Blanca recordó que Trump quiere reunirse con Xi en China a fines de este año, viaje que había sido anunciado en abril y que fue confirmado recientemente por el ministro chino de Relaciones Exteriores, Wang Yi.
Por su parte, la Cancillería china señaló que Xi había pedido a Trump que evitara “palabras y actos” que pudieran “exacerbar” la tensa situación entre Washington y Pyongyang.
“En el presente, las partes pertinentes deben mantener la moderación y evitar palabras y hechos que exacerbarían la tensión en la Península Coreana”, le dijo Xi a Trump, según la emisora estatal CCTV.
También aseguró que China “está dispuesta a trabajar con el gobierno estadounidense para resolver la cuestión”, según la agencia oficial Xinhua.
“China y EE.UU. comparten interés en la desnuclearización y la paz en la Península de Corea”, añadió Xi en el diálogo telefónico, que se produce días después de que Corea del Norte amenazara con bombardear la isla estadounidense de Guam, en el Pacífico.
El presidente chino también volvió a pedir “contención” a las dos partes enfrentadas y las animó a “persistir en la dirección general del diálogo, de las negociaciones y de una solución política”, informó la CCTV.

Posición. Poco antes de la intervención de Xi Jinping ante Trump, un diario ligado al Partido Comunista chino, el Global Times, al analizar la situación de China ante un hipotético conflicto armado entre Estados Unidos y Corea del Norte, subrayó que, en ningún caso, Beijing debería apoyar a Washington.
Según el editorial del diario, China debería ser neutral en el caso de que sea
Corea del Norte –de la que fue aliada en la Guerra de Corea– la primera en atacar, y si en cambio es Estados Unidos el que decide dar el paso, el régimen chino debería hacer todo lo posible por impedirlo.
Trump ha criticado en reiteradas ocasiones a China, principal socio de Corea de Norte, por “no hacer nada” para resolver ese conflicto, aunque Pyongyang también ha mostrado su ira hacia
Beijing por apoyar sanciones económicas contra el régimen en el Consejo de Seguridad de la ONU.n