INTERNACIONAL


China le pone fin a su política de hijo único y al trabajo forzado

Es la primera flexibilización de su política de control natal vigente desde hace tres décadas.

dpa/afp/ap desde Beijing

China autorizó formalmente ayer a las parejas tener un segundo hijo si alguno de los padres fue vástago único, en lo que constituye la primera flexibilización importante de su política de control natal vigente desde hace tres décadas.

La dirección del gobernante Partido Comunista había anunciado la medida en noviembre y el Comité Permanente de la Asamblea Popular Nacional la ha aprobado oficialmente, de acuerdo con un despacho de la agencia de noticias Xinhua.

En su política de control natal impuesta alrededor de la década de 1980, China había limitado a la mayoría de las parejas a un solo hijo. Sin embargo, permitía un segundo hijo si alguno de los padres no tenía hermanos o si el primer vástago era mujer en las zonas rurales.

Los demógrafos y estrategas que elaboran las políticas han calculado que la medida beneficiará a entre 15 millones y 20 millones de padres chinos, la mayoría en ciudades, y resultará entre un millón y dos millones de nacimientos adicionales por año en los primeros años, aparte de los 16 millones que de bebés que llegan a este mundo cada año en China.

Como los nacimientos adicionales no serán de golpe sino graduales, no se prevé que afecten las prestaciones como la educación y la atención médica, dijeron los expertos. Beijing atribuye a su política de control natal el crecimiento moderado de su población y la mejora de la economía, aunque los detractores consideran que viola los derechos humanos.

China es el país más poblado del mundo con 1.350 millones de personas.

La legislatura nacional de China también votó para abolir un muy criticado sistema penal que permite a la policía encerrar a personas hasta cuatro años sin el debido proceso, reportó la prensa local.

La agencia oficial de noticias Xinhua indicó que el comité del Congreso Popular Nacional adoptó la resolución ayer para abolir el sistema de reeducación mediante el trabajo, formalizando la decisión de noviembre del gobernante Partido Comunista. Xinhua indicó que aquéllos que cumplan actualmente condenas en los campos de trabajo forzado comenzarán a salir a partir ayer.



Redacción de Perfil.com