INTERNACIONAL ELECCION CLAVE PARA LA PAZ CON LAS FARC

Colombia elige presidente y habría ballottage entre Santos y Zuluaga

El jefe de Estado y el delfín de Alvaro Uribe encabezan las encuestas, que reflejan un empate técnico. Polarización y críticas en una de las campañas más sucias del país.

PERFIL COMPLETO

Foto:AFP

Tras una de las campañas más sucias de la historia, 32 millones de colombianos acudirán hoy a las urnas para elegir al presidente que gobernará durante los próximos cuatro años. Con el actual mandatario Juan Manuel Santos y el uribista Oscar Iván Zuluaga en un virtual empate técnico, todos los sondeos pronostican que ninguno de los postulantes superará el 50% de los votos y habrá segunda vuelta el 15 de junio.
Los dos favoritos culminaron la semana enrostrándose acusaciones en el único debate presidencial, celebrado este jueves. Allí, Santos atacó a su adversario por mentir en el caso del hacker Andrés Sepúlveda, al que dijo no conocer, pese a que trabajaba para el Centro Democrático y espiaba las negociaciones de paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). Además, lo tildó de títere del ex presidente Alvaro Uribe, que aún conserva una enorme popularidad. Ese último dardo enfureció al ex ministro de Hacienda, que respondió: “Presidente Santos, usted a mí me respeta. Este es un debate de ideas, aquí no voy a aceptar que se me irrespete y no por el hecho de ser presidente puede hacerlo. Yo soy Oscar Iván Zuluaga y tengo identidad propia”.

Las negociaciones con la guerrilla en La Habana, que según Santos llevarán a la paz y tendrán un impacto económico positivo para el país, polarizaron al electorado. Esa división fue capitalizada por Santos y Zuluaga, que se despegaron de los otros candidatos y encabezaron las últimas encuestas. “Los medios de comunicación en Colombia son privados y están con el gobierno. Decidieron dedicarle el 90% de su cobertura a la pelea de esos candidatos. Enrique Peñalosa se vio perjudicado por la polarización”, declaró a PERFIL la senadora Claudia López, de la Alianza Verde. Según la politóloga, la pelea “convirtió a la campaña en un cuadrilátero” donde Santos y Zuluaga zanjaron sus diferencias. Para el uribismo, el presidente es un “traidor” porque, al asumir, se desmarcó de su antecesor y dialogó con la guerrilla. En cambio, el oficialismo sostiene que lo único que se traicionó fue “la corrupción y el paramilitarismo”.
Pese a la dureza retórica de la campaña, las autoridades prevén que los comicios se desarrollen en tranquilidad. Ese optimismo está marcado por la decisión conjunta de las FARC y el Ejército de Liberación Nacional (ELN) de un alto al fuego hasta el próximo miércoles. Aún así, 430 mil militares y policías garantizarán la seguridad en los 10.425 puestos de votación que se instalarán en todo el país.

Colombia votará hoy no sólo a su próximo presidente, sino que también plebiscitará el diálogo de paz, la principal propuesta de Santos. Zuluaga adelantó que, en caso de ser electo, cancelará las gestiones y prometió que los jefes guerrilleros serán encarcelados. Todo apunta, sin embargo, a que habrá ballottage, que se definirá un día después del debut de Colombia en la Copa del Mundo de Brasil.



Leandro Darío