INTERNACIONAL


Colombia, en vilo por mineros atrapados en un yacimiento ilegal

Seis excavadoras los buscaban ayer a contrarreloj tras un derrumbe en el oeste del país.

Busqueda. Los rescatistas trabajaban ayer contrarreloj.
Busqueda. Los rescatistas trabajaban ayer contrarreloj.
Foto:Cedoc Perfil

AFP/AP

Desde Bogotá

Seis excavadoras buscaban ayer contrarreloj a los trece mineros desaparecidos, tras un derrumbe en una mina de oro ilegal en el oeste de Colombia. Pese a las tareas de búsqueda, las autoridades preveían lo peor, en una tragedia que por el momento dejó tres muertos. El presidente Juan Manuel Santos lamentó ayer el accidente a través de su cuenta en la red social Twitter.

"Lamentamos la muerte de nuestros mineros, ellos son el costo más alto de la minería ilegal que seguimos combatiendo sin descanso”, afirmó el jefe de Estado. Al borde de un profundo socavón lleno de lodo, los rescatistas alumbraban ayer el terreno bajo el cual estaban desaparecidos al menos trece trabajadores. “Tenemos un balance oficial de 13 personas desaparecidas, hecho con base en los reportes de familiares”, dijo a la prensa Alexander Sánchez, director del equipo de socorro de la Cruz Roja del departamento del Cauca, donde ocurrió el accidente, quien especificó que entre los desaparecidos hay hombres y mujeres.

En tanto, las autoridades reconocieron que las posibilidades de encontrar con vida a los mineros que quedaron atrapados en una mina ilegal de oro son muy bajas. “Yo soy ingeniero civil y estuve en la zona casi todo el día. Lo que se dice es que las posibilidades de que haya sobrevivientes son imposibles”, declaró Eduardo Grijalba, alcalde del municipio de Santander de Quilichao, donde la noche del miércoles varios metros cúbicos de tierra y lodo atraparon a los mineros.

Los mineros estarían sepultados con veinte metros de tierra encima. Hasta ahora, las autoridades reportaron tres muertos, tres heridos y trece desaparecidos en la mina de Santander de Quilichao. En las labores de búsqueda, que se iniciaron en la madrugada del viernes, participan el ejército, la policía, Defensa Civil y la Cruz Roja.


Tras las palabras de Santos, también se conocieron declaraciones del ministro de Minas y Energía de Colombia, Amylkar Acosta, quien reconoció las dificultades del Estado para controlar los yacimientos ilegales. “No es fácil la erradicación de la minería ilegal. Usted cierra una y a poco abren dos. En buena medida se debe a que son fuente de subsistencia para muchas comunidades”, sostuvo el dirigente. La minería ilegal es una práctica extendida en Colombia, de acuerdo con el más reciente informe de la Contraloría, encargada de vigilar los recursos estatales



Redacción de Perfil.com


Temas:

  • Colombia
  • Bogotá
  • Mineros atrapados en Colombia