INTERNACIONAL MAYOR SUJECION FINANCIERA

Cómo impactaría en Argentina

.

En caso de estallar una temida guerra comercial entre Estados Unidos y China, Argentina no sería indemne y sufriría un duro revés económico. “Somos un país absolutamente débil. Tenemos una economía que no crece, no recibe inversiones y no ha logrado construir confianza internacional suficiente”, explicó a PERFIL Sergio Cesarín, especialista en el gigante asiático.
—¿Cuál sería el efecto de ese escenario en la Argentina?
—Hoy por hoy, hay incertidumbre con respecto a qué pasará con las tasas en Estados Unidos. Eso está acompañado por una degradación de la calidad de nuestras exportaciones a China. No pudimos ingresar a ese mercado con productos de mayor valor agregado. Si hay una guerra comercial, preveo una mayor sujeción financiera de Argentina con respecto a China. Somos un país bastante comprometido.
—¿Por qué no se logró diversificar las exportaciones a Beijing?
—Siempre se dijo que es por una cuestión de escalas. China tampoco quiso comprar otros productos. Tiene preferencia por otros mercados. Se trata de una mezcla de factores, entre ellos la lejanía, las cadenas logísticas, la escasa competitividad argentina y la falta de escala. Si se mira la canasta exportadora, hubo decrecimiento en valor agregado. Nada augura que mejoremos esa ecuación en el futuro, pese a que somos socios estratégicos. Pero es una relación en la que hay un socio estratégico, que es China, y nosotros, que somos un socio muy minoritario.
—¿Quiénes serían los ganadores y quiénes los perdedores en ese enfrentamiento?
—En ninguna guerra hay un ganador. La pérdida sería para todos los actores porque habría un efecto de transmisión en la economía internacional. La crisis de 2008 fue global, y si sucede esto sería muy desastroso para todos. Para EE.UU. sería muy perjudicial. China ralentizaría su crecimiento. Hace al menos 15 años, los chinos elaboran escenarios de mayor endurecimiento del proteccionsimo comercial mundial.