INTERNACIONAL SE REUNIO AYER CON URUGUAYOS EN BUENOS AIRES

Con apoyo de Scioli y La Cámpora, Tabaré vino por el ‘voto Buquebus’

El candidato a suceder a Mujica estuvo en Buenos Aires para captar a los uruguayos que residen en el país. El recuerdo de la pésima relación con Néstor Kirchner. 

Foto:Marcelo Silvestro

Con el doble apoyo de Daniel Scioli y de agrupaciones del kirchnerismo “puro”, como La Cámpora, el candidato presidencial uruguayo Tabaré Vázquez cruzó ayer el Río de la Plata para traer la campaña electoral a Buenos Aires. El Frente Amplio estima que más de 25 mil uruguayos que viven en la Argentina viajarán el 30 de noviembre a su país para votar en el ballottage, y que la gran mayoría respaldará al oficialismo. Mientras Vázquez teje lazos con el gobernador bonaerense, a quien ve como el aspirante más “potable” a suceder a Cristina Kirchner, la militancia K contribuye con recursos propios a la campaña del Frente en nuestro país.

En una visita relámpago, el ex mandatario encabezó un banderazo de simpatizantes frenteamplistas en Parque Patricios junto a su compañero de fórmula, Raúl Sendic. Luego de un espectáculo de la murga Diablos Verdes, Vázquez regresó rápidamente a Uruguay, donde las encuestas lo ubican varios puntos por encima de su rival, el opositor Luis Lacalle Pou.

Como es sabido, Tabaré tuvo una pésima relación con Néstor Kirchner y su esposa mientras fue presidente, antes del mandato de su sucesor, José Mujica. Por eso el candidato ya piensa en la forma de recomponer el vínculo con la Argentina si llega al poder. En el entorno de Vázquez dijeron a PERFIL que él ve a Scioli como el dirigente argentino con el que podría tener más afinidad. En los últimos meses, ambos se reunieron más de una vez, y sus equipos técnicos están en contacto.

El gobernador de Buenos Aires ha destacado a Vázquez como el candidato de la “continuidad con cambio” en Uruguay, un rótulo que al propio Scioli le resulta cómodo. “Si la intención es regionalizar, hay que llevarse bien con los vecinos –señaló un operador frenteamplista en la Argentina–. Por eso Tabaré está buscando un interlocutor, más por estrategia que por convicción”.

Vázquez cuenta con una ventaja: además de su buena sintonía con Scioli, tiene a su lado a Sendic, quien mantiene una aceitada relación con el kirchnerismo más puro. Es amigo personal de Axel Kicillof, y fue su espacio político el que promovió la campaña para captar el llamado “voto Buquebus”. En esa tarea cuenta con el respaldo de La Cámpora y otras agrupaciones oficialistas, que pusieron recursos a disposición del Frente Amplio en la Argentina.

“Nos dieron una mano grande: nos prestaron un local para instalar un 0800, un sindicato nos facilitó un teatro para mil personas, nos imprimieron afiches y folletos, y CFK decretó asueto para los uruguayos que trabajan en el Estado y quieren viajar a votar el 30”, contaron cerca de Sendic. Y agregaron que “la oposición uruguaya está caliente con que los K nos ayuden porque saben que la gran mayoría de los uruguayos que viven en la Argentina votará por el Frente”.

El oficialismo uruguayo no sólo cuenta con apoyo del kirchnerismo: también logró un acuerdo con Buquebus, del empresario Juan Carlos López Mena, para que quienes viajen ese fin de semana puedan ir y volver por 300 pesos.



Facundo F. Barrio