INTERNACIONAL HURACAN FRANCISCO EN NUEVA YORK

Con la ONU a sus pies, el Papa les bajó línea a todos

Cuestionó al sistema financiero internacional, llamó a luchar contra el cambio climático y respaldó el acuerdo nuclear con Irán. Defendió a la familia citando al Martín Fierro.

PERFIL COMPLETO

Foto:AFP

En un histórico discurso, en el que criticó a los organismos internacionales de crédito, apoyó el acuerdo nuclear con Irán y reclamó “techo, tierra y trabajo” para todos los individuos, el papa Francisco fue ovacionado de pie en la apertura de la Asamblea General de las Naciones Unidas. En una jornada ajetreada, el Sumo Pontífice también participó de un homenaje a las víctimas de los atentados del 11 de septiembre, encabezó una peregrinación por el Central Park y ofició una masiva misa en el Madison Square Garden.

10.00, Naciones Unidas.Francisco pronunció un discurso con fuertes definiciones políticas, al igual que el del jueves en el Capitolio. Con un marcado acento en lo económico y social, criticó la “cultura del descarte”, que empuja a la marginalidad a millones de personas, y bregó por una mejor distribución de la riqueza. En medio de la crisis de la deuda externa que afecta a Grecia y en un guiño implícito a los reclamos del gobierno argentino, el Papa pidió a los “organismos financieros internacionales velar por el desarrollo sostenible de los países y la no sumisión asfixiante de éstos a sistemas crediticios”. “Lejos de promover el progreso, someten a las poblaciones a mecanismos de mayor pobreza, exclusión y dependencia”, remarcó, lo que despertó aplausos de los diplomáticos y políticos reunidos en el Palacio de Cristal.
Jorge Bergoglio denunció el narcotráfico que “silenciosamente” mata a millones de personas. A su vez, se pronunció a favor de un acuerdo “eficaz” sobre cambio climático. En la quinta visita de un Papa a las Naciones Unidas –tras las de Pablo VI en 1965, Juan Pablo II en 1979 y 1995 y Benedicto XVI en 2008–, también aprovechó para repetir el rechazo de la Iglesia Católica a los matrimonios homosexuales y el aborto.
En el área de la política internacional, respaldó las negociaciones nucleares entre Irán y las grandes potencias. “El reciente acuerdo sobre la cuestión nuclear en una región sensible de Asia y Oriente Medio es una prueba de las posibilidades de la buena voluntad política y del derecho, ejercitados con sinceridad, paciencia y constancia”, dijo, respaldando la política impulsada por el presidente Barack Obama, pese al rechazo de Israel y la oposición norteamericana.

12.00, Ground Zero. En la segunda etapa de una ajetreada agenda, visitó el Memorial del 11S en el sur de Manhattan, que recuerda a las cerca de 3 mil personas muertas en 2001 en los ataques terroristas perpetrados por Al Qaeda. El Sumo Pontífice inclinó la cabeza y rezó junto a uno de los inmensos piletones negros, en el que colocó una rosa en señal de respeto a los fallecidos en las Torres Gemelas. “La vida está siempre destinada a triunfar sobre los profetas de la destrucción, sobre la muerte”, afirmó durante una ceremonia religiosa en la que participaron hinduistas, budistas, sijs, cristianos ortodoxos, musulmanes y judíos. En su intervención, pidió enviar “un mensaje poderoso” para reafirmar “el deseo de ser fuerzas de reconciliación, paz y  justicia”.

18.00, Central Park. Tras pasar por una escuela del East Harlem, donde saludó a niños latinos y afroamericanos, Francisco presidió una masiva peregrinación por el Central Park, en pleno Manhattan. Según las autoridades, 80 mil personas participaron en el recorrido, al que sólo pudieron acceder quienes tenían entradas, que fueron sorteadas semanas antes de la gira. “Los neoyorquinos están dando una calurosa bienvenida al Papa. El entusiasmo que despierta es extraordinario”, destacó el alcalde de la ciudad, Bill de Blasio.

19.00, Madison Square Garden. En un estadio abarrotado, el religioso argentino celebró una masiva misa. Para ese entonces, la Gran Manzana ya estaba rendida a sus pies, como si se tratara de una versión contemporánea de Frank Sinatra.



Leandro Dario