INTERNACIONAL ANUNCIO DE AUSTRALIA

Confían en las últimas chances de encontrar la caja negra del MH370

afp/ap

El primer ministro australiano, Tony Abbott, se mostró ayer confiado en que el operativo para hallar el avión desaparecido de Malaysia Airlines encuentre las cajas negras de la nave, luego de que los equipos de búsqueda redujeran el área de rastrillaje y descartaran una señal acústica detectada anteayer.

“Estamos confiados en que sabemos la posición de la grabadora del vuelo de la caja negra, con un margen de algunos kilómetros”, apuntó el mandatario australiano desde China, donde se encuentra en visita oficial. Las autoridades de su país que coordinan la búsqueda limitaron ayer a 46.713 kilómetros cuadrados la zona de búsqueda en el océano Indico.

Las tareas se intensificaron en unos 600 kilómetros cuadrados a 1.670 kilómetros al noroeste de la ciudad de Perth, en la que el pasado miércoles se lanzaron decenas de boyas con dispositivos de rastreo acústicos. El director del Centro de Coordinación de Agencias Conjuntas, Angus Houston, indicó ayer en un comunicado que la señal captada anteayer por un avión australiano no está vinculada a las cajas negras de la aeronave de Malaysia Airlines.

Desde que el martes el buque australiano Ocean Shield captara dos señales no se han vuelto a recibir transmisiones supuestamente procedentes de las cajas negras de la aeronave, cuyas baterías están cerca de agotarse. Las pistas “más prometedoras” las proporcionó el Ocean Shield, que lleva un detector de cajas negras y que registró un total de cuatro señales.

Los equipos de rescate trabajan a contrarreloj para reducir lo máximo posible la zona de búsqueda e iniciar el peinado con el vehículo sumergible no tripulado Bluefin-21, embarcado en el buque, que puede operar hasta los 4.500 kilómetros de profundidad. “Esperamos conseguir toda la información que podamos antes de que las señales expiren”, señaló Abbott.

“Sin embargo, conocer la posición aproximada de las cajas negras no significa la recuperación de los restos a unos 4,5 kilómetros bajo el nivel del mar o, finalmente, determinar todo lo que sucedió en el vuelo”, aclaró.

Desde Sidney



Redacción de Perfil.com