INTERNACIONAL BUSCAN LAS CAJAS NEGRAS


Confirman que había humo en la cabina antes de que el avión cayera al mar

Ese dato, sumado a la ausencia de reivindicación de algún grupo terrorista, refuerza la tesis de un accidente. Pero Egipto aún cree que puede haber sido un atentado.


Foto:AFP / AP

agencias
Paris

El Airbus A320 de EgyptAir transmitió mensajes automáticos señalando humo a bordo antes de caer el jueves al Mediterráneo, confirmaron ayer los investigadores de la aviación civil francesa, mientras prosigue la búsqueda de más restos del avión.
Hasta este momento, el gobierno egipcio y la comunidad de expertos parecían privilegiar la tesis del atentado para explicar lo ocurrido con el A320 de EgyptAir, que viajaba de París a El Cairo con 66 personas a bordo, entre ellas 30 egipcios y 15 franceses.

Fuera del radar. El aparato se hundió en las aguas del Mediterráneo la madrugada del jueves tras haber desaparecido de los radares.
El A320 de EgyptAir volaba a una altura de 11.200 metros cuando súbitamente “hizo un giro de 90 grados a la izquierda, luego de 360 a la derecha, y cayó de 37 mil a 15 mil pies”, antes de desaparecer de los radares.
Los primeros vestigios del avión, así como algún resto humano, han sido descubiertos a 290 kilómetros al norte de Alejandría por aviones y barcos desplegados por el ejército egipcio, que publicó ayer algunas fotos de lo hallado: una mochila rosa pintada con mariposas, un pequeño pedazo de carlinga, cubiertas de asientos destrozados, un chaleco salvavidas abierto.
Los investigadores franceses de la Oficina de Investigaciones y Análisis (BEA) “confirman que hubo mensajes Acars (Aircraft Communication Addressing and Reporting System) emitidos por el avión señalando humo en cabina poco antes de que se interrumpieran las transmisiones de datos”, declaró ayer un portavoz a la AFP.
“Todavía es demasiado pronto para interpretar y comprender las causas del accidente mientras no hallemos los restos (del aparato) ni las grabaciones. La prioridad de la investigación es hallar los restos y las grabaciones”, añadió.
“Examinamos todas las hipótesis y no privilegiamos ninguna”, reiteró ayer el ministro francés de Exteriores, Jean-Marc Ayrault, tras reunirse con familias de las víctimas (ver recuadro).

Dos minutos. La prensa norteamericana ya había informado de la existencia de humo de origen indeterminado en la parte delantera del avión, poco antes de que cayera al mar.
Los mensajes Acars son datos generados y transmitidos automáticamente por el aparato durante el vuelo.
Este sistema emitió alertas durante dos minutos, una de ellas señalando humo de origen no determinado en la parte delantera de la cabina, y otra un fallo del sistema electrónico del control del avión, antes de que éste iniciara su caída.
Según Philip Baum, un especialista de aeronáutica citado por la BBC, “los instrumentos del avión se apagaron”.
“Todo ello empieza a demostrar que no se trata probablemente de un secuestro, que no hubo pelea en la cabina, que se trató posiblemente de un incendio a bordo. Pero no sabemos si fue de origen técnico, un cortocircuito o una bomba que explotó”, añadió.

Vestigios. Más de dos días después de la tragedia, sólo un análisis de los vestigios del avión, de los cuerpos y de las cajas negras permitirá determinar la causa de la tragedia.
Francia envió un patrullero de alta mar con material para buscar las cajas negras, que debe llegar hoy o mañana a la zona. Las balizas de estas grabaciones sólo pueden emitir de “cuatro a cinco semanas” antes de que sus baterías se agoten.

 

Francia no privilegia ninguna hipótesis por ahora

El gobierno de Francia reafirmó ayer que no descartan ninguna hipótesis sobre las causas de la caída al mar del Airbus A320 de la compañía EgyptAir, después de que se confirmó la presencia de humo en el aparato antes de la tragedia. “En este momento todas las hipótesis están siendo examinadas y no se privilegia ninguna”, declaró a la prensa el ministro francés de Relaciones Exteriores, Jean-Marc Ayrault, tras una reunión con las familias de las víctimas en París.
Además, el canciller especificó que el Ejecutivo comandado por François Hollande tiene el doble objetivo de ser solidario con los damnificados y “transparente sobre las circunstancias” de la tragedia.

Terrorismo. Las autoridades egipcias han dicho que el terrorismo es una explicación más probable que un fallo técnico, y algunos expertos en aviación han indicado que el errático movimiento del avión antes de estrellarse sugiere la explosión de una bomba o un forcejeo en cabina. Pero por el momento no se han encontrado pruebas definitivas. Ningún grupo armado ha reclamado haber derribado el avión. Eso es una diferencia respecto del siniestro de un avión ruso en octubre, que se estrelló sobre la península de Sinaí y donde murieron las 224 personas que iban a bordo. En ese caso, la rama en el Sinaí del grupo extremista Estado Islámico (EI) reclamó la autoría en cuestión de horas.
El grupo yihadista EI emitió un comunicado el viernes sobre enfrentamientos con el ejército egipcio en el Sinaí, pero no aludió al avión desaparecido.



Redacción de Perfil.com