INTERNACIONAL LA LIBERACIÓN DE INGRID BETANCOURT

Conozca a "Cesar", el jefe guerrillero que custodiaba a Betancourt (que se salvó de ser fusilado en la selva)

Fue detenido por los comandos de Uribe. Su esposa, casualmente, también había sido arrestada hace pocos meses. ¿Se convertirán en colaboradores de las Fuerzas Armadas Colombianas para reducir sus penas?

El diario colombiano El Tiempo publicó una nota sobre el perfil del jefe de las FARC encargado de la custodia de los principales secuestrados por esa fuerza guerrilera. Su nombre real es Gerardo Antonio Aguilar, alias "César", del frente primero de las FARC, y es, según las autoridades, el auténtico carcelero de la organización guerrillera.

Incluso, las autoridades consideraban Aguilar que tenía un papel más relevante que el de alias "Martín Sombra" como custodio de los plagiados. Tuvo la custodia de por lo menos 40 secuestrados, entre los que siempre figuraron los estadounidenses e Ingrid Betancurt. "César", según El Tiempo, habría sido la persona que ordenó la entrega de Emmanuel, el hijo de Clara Rojas, a una familia de campesinos.

Además, "César" manejaba la red logística de las Farc que en el oriente del país intercambiaba drogas por armas (en su mayoría fusiles AK-47) y equipos de comunicación (teléfonos satelitales, equipos GPS, radios UHF). También intercambiaba drogas ilegales por equipos y servicios médicos, como anticonceptivos y medicinas.

De esta red formaba parte su compañera sentimental, Luz Dary Conde Rubio, alias 'Doris Adriana', quien sucedió a alias 'Sonia', presa en los Estados Unidos. 'Doris Adriana' fue capturada por el DAS hace tres meses.

Interpol había puesto a "César" en la lista de individuos más buscados entre sus 187 países miembros. En la circular, que prevé de inmediato la detención y extradición, estaba considerado como persona "armada, peligrosa y violenta".

Entre el prontuario de 'César' figura además: Participación de él y otros miembros de las Farc en el ataque con granada a una estación de Policía, en el barrio La Primavera, el 20 de enero del 2002. Un policía fue asesinado. Calificación del delito: homicidio con fines terroristas. Pena máxima aplicable: 40 años de privación de la libertad. Orden de detención expedida el 4 de diciembre de 2003 por la Fiscalía 11 especializada de Villavicencio.

Fuente: Diario El Tiempo, Bogotá

Redacción de Perfil.com