INTERNACIONAL AMENAZA

Corea del Norte afirma que Estados Unidos le declaró la guerra

El canciller norcoreano, Ri Yong-ho amenazó con derribar bombarderos estadounidenses.

Foto:AFP
El presidente Donald Trump "declaró la guerra" a Corea del Norte, afirmó este lunes el canciller norcoreano, Ri Yong-ho, quien amenazó con derribar bombarderos estadounidenses.

"Trump proclamó que nuestro liderazgo no iba a permanecer mucho tiempo", dijo el ministro norcoreano a la prensa afuera del hotel donde se hospeda en Nueva York. "Le declaró la guerra a nuestro país", aseveró.

"Todos los Estados  y el mundo entero deberían recordar claramente que fue Estados Unidos el primero en declarar la guerra a nuestro país", dijo Ri.

"Desde que Estados Unidos declaró la guerra a nuestro país, tendremos todo el derecho a tomar contramedidas, incluido el derecho a derribar bombarderos estadounidenses aunque no estén dentro del espacio aéreo de nuestro país", aseguró.

"Trump afirmó que nuestros dirigentes no iban a seguir en el poder por demasiado tiempo", se indignó el lunes el canciller norcoreano. "La pregunta de quién va a durar más (en el poder) tendrá pronto una respuesta", agregó.

En su primer discurso ante la asamblea general de la ONU, Trump amenazó la semana pasada con "destruir completamente" a Corea del Norte si su gobierno amenazaba a Estados Unidos o a sus aliados y se burló de su líder, Kim Jong-Un, a quien calificó de "el hombre cohete", que estaba empeñado en una misión suicida.

Ri observó que la declaración de Trump era "claramente una declaración de guerra", aunque proviniera del presidente de Estados Unidos. De acuerdo con la Constitución norteamericana, el Congreso es el único poder del Estado que puede declarar la guerra.

En su breve declaración a la prensa antes de dirigirse al aeropuerto, Ri afirmó que la comunidad internacional había expresado su esperanza de que "la guerra verbal entre la RDPC y Estados Unidos no pasara a acciones reales".

La crisis nuclear norcoreana ha dominado la reunión de este año de los líderes mundiales en las Naciones Unidas, la que ha terminado este lunes en medio de temores a que la agresiva retórica desatara accidentalmente una guerra.