INTERNACIONAL PARK GEUN-HYE

Corea: escándalo por compra de viagra de su presidenta

El Gobierno admitió además que se compró extractos de placenta humana y vitaminas para "frenar el envejecimiento".

La presidenta Park Geun-hye (izq.) enfrenta múltiples denuncias ante la Justicia coreana.
La presidenta Park Geun-hye (izq.) enfrenta múltiples denuncias ante la Justicia coreana.

La presidencia de Corea del Sur tuvo que dar explicaciones este miércoles sobre la compra de Viagra en el marco de un escándalo político por el papel de una asesora de la presidenta Park Geun-hye. Un diputado de la oposición reveló que el año pasado la oficina de Park compró centenares de pastillas de Viagra y de otros fármacos parecidos que sirven para tratar la disfunción eréctil.

Pero según el vocero de Park, las pastillas sirvieron para evitar posibles mareos durante una visita de la presidenta en mayo a varios países africanos donde hay zonas de mucha altura, como Etiopía. "Las compramos para el viaje pero no las usamos", dijo Jung Youn-Kuk a la prensa, y dijo que este fármaco es conocido por su eficacia contra el mal de altura. "Compramos el pasado mayo bajo prescripción médica 360 píldoras de viagra, parte de ellas originales y el resto genéricas", detallaron.

El portavoz explicó que la oficina de Park compró durante años dosis inyectables con extractos de placenta humana y vitaminas, que se usan para "frenar el envejecimiento". Según él las usaron los empleados de la oficina, entre ellos los guardaespaldas de la presidenta.

Park, que no está casada y no tiene pareja conocida, está inmersa en un escándalo por su amistad durante décadas con Choi Soon-Sil y su padre, fundador de una secta, consignó AFP. Según las revelaciones de las últimas semanas, Choi, sin ningún cargo oficial, habría tenido una gran influencia sobre ella y sobre las decisiones de su gobierno, como el nombramiento de cargos o el contenido de los discursos oficiales.

En estos momentos la Presidenta está acosada por los pedidos de renuncia y por los intentos de llevarla a los tribunales. Los fiscales creen que, con la connivencia de Park, Choi extorsionó  a empresas para quedarse con parte de los fondos, intervino en asuntos de estado sin ostentar cargo público alguno, editó discursos presidenciales y logró que se otorgaran privilegios académicos a su hija. Esto provocó una gran indignación en el país, llevando a las calles a más de un millón de personas en las últimas semanas para pedir a dimisión de la jefa de Estado.