INTERNACIONAL POR DESVIO DE FONDOS PUBLICOS

Corrupción real: condenan a prisión al cuñado de Felipe VI

Iñaki Urdangarin, esposo de la infanta Cristina, fue hallado culpable en el ‘caso Nóos’. Su mujer, absuelta.

Ex duques. Luego de su proclamación real, Felipe revocó el derecho de su hermana y su cuñado a usar el título de duques de Palma.
Ex duques. Luego de su proclamación real, Felipe revocó el derecho de su hermana y su cuñado a usar el título de duques de Palma. Foto:AFP
Madrid
En uno de los fallos más explosivos de los últimos años, la Justicia española condenó ayer a seis años y tres meses de prisión al ex duque de Palma, Iñaki Urdangarin, esposo de la infanta Cristina de Borbón y cuñado del rey Felipe VI, por el escándalo de malversación de fondos públicos conocido como Caso Nóos. A su vez, la sentencia de la audiencia provincial de Baleares, que probablemente será ahora apelada ante el Tribunal Supremo, absolvió a la infanta de los cargos que pesaban en su contra.
Según concluyeron los magistrados, Urdangarin desvió junto a un ex socio varios millones de euros provenientes del erario entre 2004 y 2006 a través del Instituto Nóos, una fundación sin fines de lucro que él mismo presidía. Urdangarin y su ex socio Diego Torres, condenado a ocho años y medio de cárcel, habrían inflado contratos públicos firmados con los gobiernos regionales de Baleares, la Comunidad Valenciana y el Ayuntamiento de Madrid.

El fallo rebajó considerablemente las expectativas de la Fiscalía Anticorrupción, que había solicitado una pena de 19 años y medio de prisión para el cuñado de Felipe VI y de 16 años y medio para Torres. Tras medio año de vista oral y ocho meses de deliberación, el tribunal presidido por la jueza Samantha Romero impuso a Urdangarin una pena de seis años y medio de cárcel por los delitos de prevaricación, fraude a la administración pública y tráfico de influencias.
Existe la chance de que Urdangarin quede pronto tras las rejas: según publicó ayer la prensa española, el fiscal Pedro Horrach solicitó ayer mismo al tribunal que celebre una vista en la que pediría el ingreso inmediato a prisión de ambos condenados.

Exonerada. En tanto, la infanta Cristina fue absuelta de los delitos fiscales por los que la había acusado la organización de extrema derecha Manos Limpias, cuyo líder fue encarcelado meses atrás por haber chantajeado a los abogados de la infanta. No obstante, el tribunal consideró ayer que Cristina se benefició de los delitos de su marido y por ello le impuso devolver casi 270 mil euros que gastó con una tarjeta de crédito que compartía con Urdangarin.

A distancia. Según la prensa, Cristina y su marido siguieron la sentencia desde Ginebra, donde viven desde 2013 junto a sus cuatro hijos. En Barcelona, el abogado de la infanta, Miquel Roca, declaró que su clienta recibió el fallo “con satisfacción pero también con el disgusto de compartir una condena para su marido que ella considera injusta porque creyó, cree y seguirá creyendo en la inocencia de su esposo”. En todo momento, Cristina de Borbón negó conocer las actividades de su marido y explicó haber actuado con total confianza hacia este ex jugador olímpico de básquet con quien se casó en 1997.

Ayer, la Casa del Rey se ajustó al guión que mantuvo desde que estalló el caso y reiteró su “respeto absoluto a la independencia del Poder Judicial”. Un año después de su proclamación como rey, en junio de 2014, Felipe VI revocó el derecho de su hermana y su marido a utilizar el título de duques de Palma, con el objetivo de evitar que el Caso Nóos siguiera salpicando al Palacio de la Zarzuela.

El escándalo estalló a fines de 2011 y causó un profundo malestar en la sociedad española, golpeada entonces por la peor crisis económica de las últimas décadas. El caso fue uno de los varios factores que contribuyeron a la abdicación del rey Juan Carlos I y la llegada al trono de su hijo Felipe, quien asumió con la difícil tarea de renovar la imagen de la monarquía española.

Ayer, mientras se conocía el fallo, Felipe se mostraba sonriente junto a su esposa, Letizia, en la inauguración de una exposición de arte en un museo madrileño.

Agencias