INTERNACIONAL

Crecen las críticas en Brasil por la gestión de Dilma y el Mundial

Las falencias del gobierno de Rousseff quedaron expuestas con un video contra su reelección. 

“Somos un país que promueve la inclusión social”, sostiene Rousseff.
“Somos un país que promueve la inclusión social”, sostiene Rousseff. Foto:CEDOC.

El rédito económico del Mundial 2014 puede convertirse en un mal boomerang político para la presidenta Dilma Rousseff en su campaña por la reelección. Mientras Brasil alista los últimos preparativos para la Copa del Mundo, crecen las quejas contra la política de gobierno, al punto que el Ejecutivo advirtió que no cederá en la represión de las protestas, incluso cuando los ojos del mundo se posen en el país para asistir a la esperada competencia futbolística.

El rechazo se hizo presente en las calles y las redes sociales, con varios videos que tuvieron un fuerte impacto en el mundo digital. Uno de ellos, retoma el discurso de la propia Rousseff durante la ceremonio del sorteo de países. El resultado: un relato que se contrapone a imágenes de una fuerte represión institucional contra movimientos opositores, comunidades originarias y escenas de una crisis social y sanitaria que ya se vuelve difícil de esconder.

“Somos un país que promueve la inclusión social”, sostiene Rousseff, pese a que las imágenes elegidas por el Batallón de Operaciones Especiales -agrupación que preparó el video- no acompañan. “Existen diferentes culturas que conviven respetuosamente en su tierra”, añade la mandataria, que ya confirmó días atrás que intentará ganar la próxima elección para mantenerse en el Planalto.

“Ustedes van a encontrar un país preparado para recibir el Mundial de fútbol”, culmina el audio. Qué es lo que la comunidad encontrará cuando llegue el Campeonato será una incógnita.

Para adelante. Rousseff confirmó que buscará la reelección en octubre con o sin apoyo de los partidos aliados de su gobierno, en momentos en que ciertos sectores reclaman el retorno de Luiz Inácio Lula da Silva como candidato.

"Me gustaría, cuando sea candidata, tener el apoyo de mi propia base (de partidos aliados). Pero no existiendo ese apoyo, iremos adelante", expresó la Presidenta, en una entrevista con radios de Bahía. 

El objetivo de Rousseff es claro: la reelección, con o sin Copa del Mundo. "Brasil puede ser campeón, y yo perder la elección. Brasil puede no llegar hasta ahí, y yo ser reelecta. Una cosa no está ligada a la otra", afirmó la jefa de Estado ante una rueda de prensa con periodistas deportivos, según consigna la agencia AFP. "Pero no tengan duda de que voy a hinchar mucho para que Brasil sea campeón", aseguró.


Redacción de Perfil.com