INTERNACIONAL TENSION EN KIEV


Crecen las protestas de la oposición en Ucrania


Foto:AFP

ANSA Desde Kiev La oposición ucraniana consideró un “simulacro” las tensas negociaciones con el poder llevadas a cabo ayer para apaciguar la tensión, en la cuarta semana de protestas y en vísperas de nuevas manifestaciones proeuropeas convocadas para el fin de semana en Kiev. “El presidente (de Ucrania, Viktor Yanukovich) no ha tenido en cuenta ninguna de nuestras exigencias. Esta mesa redonda es solo un simulacro”, declaró a la salida el campeón del mundo de boxeo y líder del partido Udar (Golpe), Vitali Klitshko, citado por la agencia Interfax. Las negociaciones se produjeron en una situación de gran tensión de cara al fin de semana, cuando opositores y partidarios del gobernante Partido de las Regiones convocaron manifestaciones en el centro de la capital. Además de Klitshko, también participaron los líderes opositores Oleg Tiagnibok, del partido nacionalista Svoboda (Libertad), y Arseni Yatseniuk, a la cabeza de la formación de la líder opositora encarcelada Yulia Timoshenko. A excepción de una promesa de amnistía para los detenidos durante las últimas semanas formulada antes del encuentro por el presidente, ninguna propuesta concreta salió de esta reunión, a la que estaban invitados también decenas de personalidades, entre ellas, líderes religiosos. “Insto a todos los ucranianos que están en las calles a calmarse y a poner fin a la confrontación”, declaró Yanukovich al final del encuentro. La oposición, que reclama la dimisión del gobierno y la firma del acuerdo de asociación con la UE suspendido a finales de noviembre, convocó nuevas manifestaciones masivas este fin de semana, fortalecida por el apoyo de los representantes de la Unión Europea y de Estados Unidos, así como por el desalojo policial frustrado del pasado miércoles. “Me dirijo a usted, Viktor Yanukovich. Usted es personalmente responsable de lo que ocurre en el país”, dijo Klitshko durante el tenso encuentro, sentado frente al presidente de Ucrania. La tensión no parece detenerse en el ex país soviético.



Redacción de Perfil.com