INTERNACIONAL INFLACIÓN Y ESCASEZ DE PRODUCTOS

Crisis en Venezuela por falta de billetes: Saqueos, protestas y desesperación

Maduro ordenó sacar de circulación los billetes de 100 bolívares y prometió un "canje" que no pudo realizarse y que alteró a la sociedad venezolana.

Crisis social en Venezuela por falta de billetes: Saqueos, protestas y desesperación
Crisis social en Venezuela por falta de billetes: Saqueos, protestas y desesperación Foto:AFP
Venezuela atraviesa un clima social tenso donde miles de ciudadanos desataron protestas y saqueos luego del retiro intempestivo del mayor billete del país. Las largas filas en el Banco Central para conseguir efectivo se conviertieron en una de las postales que reflejan la crisis por la que atraviesa el país. 
Hace menos de una semana, el presidente Nicolás Maduro ordenó sacar de circulación los billetes de 100 bolívares contra supuestas "mafias" en la frontera con Colombia y aseguró que se podría hacer el "canje" de esa denominación a partir de este viernes en las dos únicas sedes del Banco Central de Venezuela (BCV), en Caracas y Maracaibo (oeste). Sin embargo, esto no ocurrió y el malestar social no se hizo esperar: "Esto es la peor locura que podían hacer en estos días antes de Navidad. Habría que poner a los del gobierno a hacer estas colas y que se queden sin billete", decía María Barbeira, una jubilada de 72 años a AFP.
Según se informó, el canje no pudo realizarse ya que las autoridades tampoco distribuyeron a los bancos las nuevas monedas y billetes de hasta 20.000 bolívares, tal como había prometido.
Ante esta situación, el Gobierno venezolano fue claro: se pidió "comprensión" para que el proceso de transición "termine de salir bien". "¿Que puede haber algunas dificultades mientras superamos esta situación? Era obligante, ineludible, inevitable, sacar de circulación los billetes de 100", manifestó el mandatario en un acto frente a la tumba del Libertador Simón Bolívar.
No obstante, la desesperación se reflejó en las calles donde la inflación de tres dígitos obliga a que los trabajadores necesiten fajos de billetes para las compra simples. A esto, se suma la escasez de muchos alimentos y medicamentos.
Al día de hoy, los comercios solo aceptaban pagos con tarjeta o con los escasos billetes viejos de 10, 20 y 50 bolívares. Y la mayoría de cajeros automáticos no daban dinero, teniendo en cuenta que tres cuartas partes del efectivo que circulaba en el país era en billetes de 100 (0,15 dólares a la tasa oficial más alta).