INTERNACIONAL ECONOMIA, REFORMA CONSTITUCIONAL Y EDUCACION


Cuáles son los desafíos que enfrenta Bachelet


Foto:AFP

ANSA/AP/DPA Desde Santiago Michelle Bachelet volverá a la presidencia de Chile con el desafío de atender demandas sociales en un país en desaceleración económica, y sin el apoyo legislativo suficiente para cumplir con una de sus principales promesas de campaña: la reforma de la Constitución heredada de la dictadura de Augusto Pinochet. Además, deberá satisfacer las exigencias del movimiento estudiantil para evitar un “pingüinazo” como el de su primer mandato. La ex mandataria planteó un ambicioso programa electoral y ella misma reconoce que el panorama es complejo. “No va a ser fácil, pero ¿cuándo fue fácil cambiar el mundo para mejor?”, admitió ante sus seguidores en su primer discurso tras la victoria en los comicios. Bachelet asumirá su segundo mandato el 11 de marzo. “Para ella va a ser muy complejo manejar las expectativas que se han creado en torno a su gobierno”, señaló Cristóbal Bellolio, politólogo de la Universidad Católica de Chile Adolfo Ibáñez. La líder de Nueva Mayoría impulsa una reforma educativa que instaure la gratuidad de la educación universitaria. Así se busca dar respuesta a una histórica demanda de los estudiantes de Chile, donde no es posible estudiar gratis a nivel universitario y en donde los aranceles son de los más altos de la región. Sin embargo, el movimiento estudiantil, encabezado este año por una dirigencia más radical, se muestra desconfiado de las promesas de Bachelet. Llamó a no votar por ella en las elecciones y anunció un 2014 lleno de movilizaciones callejeras. La ex jefa de Estado también propuso una reforma tributaria que busca recaudar 8.200 millones de dólares –3% del PBI– a partir de un aumento de los impuestos a las empresas del 20% al 25%. Contaría con los votos suficientes en el Parlamento para modificar el sistema impositivo y avanzar en una transformación de la educación. Sin embargo, para terminar con lo que ella llama “cerrojos antidemocráticos” de la Constitución de Pinochet, se necesita mayoría especial en el Congreso. Bachelet sólo tiene mayoría simple en ambas cámaras. La dictadura militar estableció quórums de aprobación altos precisamente para obstaculizar modificaciones en la Carta Magna. Al mismo tiempo, la antecesora y sucesora de Sebastián Piñera hereda una economía que, luego de cuatro años de crecimiento en torno al 5%, se desacelerará por una caída en las inversiones, sobre todo mineras. Para 2014 se espera una expansión entre 3,75% y 4,75%. Chile es el primer productor mundial de cobre, cuyo valor ha caído por una menor demanda de China



Redacción de Perfil.com