INTERNACIONAL

Déficit y recesión

Agencias
Brasil sumó más de 15 mil millones de dólares a su déficit fiscal 2015, que ya preveía un rojo de 0,9% del PBI, debido a una serie de polémicos atrasos en las transferencias de fondos a organismos públicos.
Sólo una semana después de recortar la meta fiscal por cuarta vez, el Poder Ejecutivo decidió incluir en el documento las llamadas “pedaladas fiscales”, saldos adeudados por el Tesoro a entidades financieras estatales que se arrastran desde 2014, una de las razones que la oposición invoca para pedir el juicio político a Dilma Rousseff.
Esos atrasos fueron la base para que la Auditoría de la República rechazara la rendición de cuentas del gobierno de 2014, con el argumento de que se habían “maquillado” los números para mejorar el saldo final.
Brasil entró en recesión en el segundo trimestre y proyecta terminar 2015 con una contracción del PBI del 3%, según el FMI.
La séptima economía del mundo lleva casi cinco años luchando contra un tenaz aletargamiento económico, que en 2015 devino en crisis y que tanto el FMI como la OCDE proyectan que continuará, atenuada, en 2016.
El año pasado, Brasil tuvo un déficit fiscal de 0,6% del PIB

Redacción de Perfil.com