INTERNACIONAL ¿TRIBUTO AL ASESINO MÚLTIPLE NORUEGO BREIVIK?


Descartan vínculos del atacante de Munich con el Estado Islámico

Las autoridades alemanas señalaron que el tirador en el shopping sería sólo "un desequilibrado" sin vínculos yihadistas.


Foto:AFP

Las autoridades alemanas indicaron este sábado que el atacante que mató a nueve personas en Munich es un "desequilibrado" sin vínculos con el grupo yihadista Estado Islámico (EI).

"Partimos del principio de que en este caso se trata de un acto clásico de un desequilibrado sin ningún tipo de motivación política", dijo a la prensa un representante de la fiscalía, al referirse al autor del ataque, un joven de 18 años de doble nacionalidad alemana e iraní, que se suicidó tras el tiroteo. "No hay absolutamente ningún vínculo con el Estado Islámico", puntualizó por su parte el jefe de la policía de Munich, Hubertus Andrä.

La policía halló indicios que apuntarían que el joven sentía fascinación por los asesinatos en masa y que recopilaba información sobre "cuestiones vinculadas con desequilibrados" autores de matanzas, como libros y artículos de diarios, precisó Andrä. En este sentido, los investigadores dijeron que existía un vínculo "evidente" entre este tiroteo y el asesino noruego Anders Behring Breivik, anunció el jefe de la policía. El viernes se cumplían cinco años de la masacre de 77 personas cometidas por el ultraderechista noruego en la isla de Utøya, en Noruega, durante una concentración de jóvenes socialistas.

El asaltante padecía "una forma de depresión", señaló el fiscal de Munich, Thomas Steinkraus-Koch, al tiempo que pedía prudencia sobre las informaciones que indicaban que el joven habría estado sometido a un tratamiento psiquiátrico. El asesino abrió fuego contra transeúntes el viernes por la tarde en las inmediaciones de un centro comercial, matando a nueve personas e hiriendo a otras 16, y después se suicidó.

En todo el país, las banderas ondean este sábado a media asta en homenaje a las víctimas, de las que se desconoce la edad o la nacionalidad. De momento, solo se sabe que entre los muertos habría tres kosovares, informó el ministerio kosovar de Relaciones Exteriores.

En Munich, el transporte público volvió a funcionar y la vida fue recobrando la normalidad después de que se hubiera decretado el estado de sitio por el temor de la policía a que, basándose en información de testigos, otros tres autores se hubieran dado a la fuga. La matanza se produjo cuatro días después de un ataque con hacha en un tren regional de Baviera, cometido por un solicitante de asilo de 17 años que reivindicó que actuaba en nombre del EI.



Redacción de Perfil.com