INTERNACIONAL INSOLITO RECORD

Desde que asumió, Maduro denunció un complot por mes

El mandatario venezolano se habituó a alertar sobre supuestas conspiraciones para asesinarlo o desestabilizarlo. Un repaso de sus teorías sobre veneno inoculado y mercenarios extranjeros.

PERFIL COMPLETO

Foto:AFP
Desde que asumió la presidencia de Venezuela en marzo de 2013, Nicolás Maduro hizo al menos una denuncia por mes de supuestos complots para asesinarlo o desestabilizarlo. El mandatario acostumbró a los ciudadanos a sus teorías sobre presuntas conspiraciones de la CIA, la oposición o el ex presidente colombiano Alvaro Uribe para atacarlo.
La última de ellas involucra a la destituida diputada antichavista Corina Machado, quien esta semana fue indagada en la Justicia por un teórico intento de magnicidio contra Maduro. Las denuncias crónicas de los meses previos le quitaron toda cuota de sorpresa a la acusación.
Marzo de 2013. En cadena nacional, Maduro aseguró que los “enemigos históricos” de Venezuela le inocularon cáncer a Hugo Chávez para golpear al gobierno bolivariano.
Abril. Afirmó que los ex embajadores estadounidenses Roger Noriega y Otto Reich, junto a la “derecha salvadoreña”, estaban detrás de una conspiración para matarlo antes de las elecciones.
Mayo. Puso en riesgo las relaciones diplomáticas con Colombia al decir que Uribe tramaba un plan para inyectarle veneno y para enviar sicarios a asesinar a soldados venezolanos.
Junio. Maduro aseveró que la oposición había comprado 18 aviones de guerra que operarían desde bases estadounidenses en Colombia para derrocar a su gobierno.
Julio. Volvió a involucrar a Uribe en un complot magnicida, pero esta vez sumó a la supuesta conspiración al anticastrista cubano Luis Posada Carriles, ex agente de la CIA.
Agosto. El Gobierno anunció la detención de dos colombianos que, según la acusación, habían ingresado al país para asesinar a Maduro en el marco de un plan llamado “Carpeta amarilla”.
Septiembre. El mandatario suspendió su viaje a la Asamblea General de la ONU en Nueva York para eludir una presunta conspiración de Noriega contra su figura.
Octubre. Venezuela expulsó del país a dos diplomáticos de la embajada estadounidense, bajo la acusación de que habían ayudado a la oposición en sus intenciones de desestabilizar al Gobierno.
Noviembre. Tras anunciar una batería de medidas para revertir la crisis, Maduro habló de una “gran operación cívico-militar” para afectar a la economía del país.
Diciembre. Otro colombiano fue arrestado en Bogota, acusado de haber ingresado como sicario a Venezuela junto a sus dos compatriotas detenidos en agosto.
Enero de 2014. Maduro denunció a los Estados Unidos por haber orquestado un supuesto plan para dividir a los países latinoamericanos que asistían a la cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) en Caracas.
Febrero. El jefe de Estado sostuvo que sectores de la oposición planeaban asesinar al dirigente antichavista Leopoldo López, para luego acusar al Gobierno por su muerte.
Marzo. Maduro informó la detención de tres generales que fueron llevados ante los tribunales militares por supuestos planes para dar un golpe de Estado.
Abril. Otra supuesta conspiración castrense contra el Gobierno llevó al arresto de treinta militares, anunciado espectacularmente en los medios de comunicación.
Mayo. El chavismo denunció ante la Justicia un proyecto magnicida de la oposición. Esa es la acusación por la que Corina Machado fue citada a declarar durante casi siete horas esta semana

F. F. B.