INTERNACIONAL PREPARABAN ATAQUES EN BRUSELAS


Detuvieron a una red de doce presuntos yihadistas en Bélgica

agencias

El primer ministro de Bélgica, Charles Michel, convocó ayer de urgencia al Consejo Nacional de Seguridad tras la operación antiterrorista que se saldó el viernes por la noche con 12 detenidos que presuntamente planeaban atentar en el país. Según el diario Le Soir, el desencadenante de la intervención policial fue una escucha telefónica que anunciaba “ataques inminentes” en Bruselas.
Centros comerciales y otros lugares de concentración como las estaciones de trenes o las reuniones para seguir los partidos de la Eurocopa serían algunos de los posibles objetivos, según este medio que cita fuentes judiciales. Se llevaron a cabo hasta cuarenta redadas en 16 localidades del país, principalmente en la región de Bruselas, pero también en Valonia y Flandes, y registros en 152 garajes. Cuarenta personas fueron arrestadas en un primer momento, de las que sólo doce permanecían ayer detenidas.
Un juez de instrucción decidirá en las próximas horas si pone a todas ellas bajo mandato de arresto. La Fiscalía se negó a revelar la identidad de los apresados y se limitó a decir que la operación se llevó a cabo en el marco de una investigación por terrorismo. Además, aclaró que no encontró armas ni explosivos durante los registros.
Ante la gravedad de la amenaza, el gobierno belga elevó ayer la alerta al nivel 3, en una escala en la que el 4 es el punto máximo de peligro. Las detenciones se produjeron después de que en los últimos días se filtrase a los medios una circular de la policía que alertaba a sus agentes del “riesgo inminente” de un atentado en Bélgica. Esta operación parece que no está relacionada con el hecho de que cuatro ministros del Gobierno belga hayan tenido que ser puestos bajo vigilancia reforzada por amenazas, entre ellos el actual premier. En paralelo, la Fiscalía federal informó ayer de la detención de un nuevo sospechoso de participar en los atentados de Bruselas.



Redacción de Perfil.com