INTERNACIONAL A MENOS DE UN MES DEL MUNDIAL

Dilma dijo que la pasión por el fútbol tapará las protestas durante la Copa

La presidenta brasileña minimizó las violentas manifestaciones del jueves y garantizó la seguridad de quienes viajen por el torneo. El FBI entrena a los policías brasileños.

Foto:AFP

ANSA
Desde Brasilia
Dilma Rousseff cree que cuando comience el Mundial la pasión dominará a todos los brasileños y dejará en un segundo plano la ola de críticas y protestas que ha provocado la organización de la Copa.
“Cuando llegue la hora, este país se va a enloquecer con el Mundial y Brasil va a ganarlo”, dijo la presidenta a un grupo de periodistas deportivos a quienes recibió en una cena en el Palacio de la Alvorada, su residencia oficial, en Brasilia.

Una encuesta divulgada este mes sostiene que menos de la mitad de los brasileños apoya la realización de la Copa del Mundo en el país. Para el 55%, el torneo traerá más prejuicios que beneficios para la población.

El jueves, distintas organizaciones sociales convocaron al “Día Internacional de Luchas contra la Copa”, que se realizó en decenas de ciudades, entre ellas las doce que serán sedes del Mundial. En algunos casos, como en San Pablo, donde el partido Brasil-Croacia abrirá la competencia, el 12 de junio, las manifestaciones derivaron en violentos choques con la policía, que utilizó bombas de gas lacrimógeno.

En Recife, donde en la frase de grupos jugarán, entre otros, Alemania e Italia, el Ejército patrullaba ayer las principales avenidas tras una ola de crímenes y saqueos que provocó una huelga policial.

En la cena con los periodistas, la presidenta garantizó que, pese a las protestas y marchas, no habrá problemas de seguridad durante el Mundial. “Garantizo que ningún miembro de la FIFA o de las selecciones extranjeras será importunado”, afirmó.

El ministro Gilberto Carvalho, secretario general de la Presidencia, anunció el viernes que el gobierno cuenta con un comité que es informado diariamente sobre la situación de la seguridad en las 12 sedes y reconoció que habrá más protestas.
Por su parte, miembros de la Policía Militarizada de Río de Janeiro recibieron entrenamiento de instructores del FBI estadounidense como parte de la preparación para la seguridad del Mundial


Redacción de Perfil.com


Temas: