INTERNACIONAL


Dilma: "Enfrento un golpe de Estado no tradicional"

La mandataria de Brasil aseguró que "seguirá luchando". "Es injusto que el vicepresidente conspire contra la presidenta", lanzó. 

La presidenta de Brasil Dilma Rousseff se mostró este lunes "indignada" por la aprobación de un proceso de destitución en su contra en la Cámara de Diputados y reiteró que no cometió ningún crimen: "Creo en la democracia y siempre he luchado por ella. Enfrento un golpe de Estado no tradicional", aseguró. 

"Recibí 54 millones de votos y me siento indignada por la decisión", señaló la mandataria en una rueda de prensa en el palacio gubernamental de Planalto, en su primera reacción tras el voto en la Cámara.  

Uno de los blancos del discurso de la mandataria de Brasil fue el vicepresidente, Michael Temer: "Es injusto que el vicepresidente conspire contra la presidenta de la república abiertamente, en ninguna democracia en el mundo esto ocurre". 

"Tengo la fortaleza suficiente para enfrentarme a este juicio y a esta injusticia, pero tengo valentía y no voy a paralizarme ni a desalentarme, voy a seguir luchando", dijo



Redacción de Perfil.com