INTERNACIONAL

Diputados: piñas van, piñas vienen

Si días atrás el “ring” había sido levantado en la comisión que deberá decidir sobre el impeachment de Dilma Rousseff, ayer el cuadrilátero improvisado funcionó en la Comisión de Etica, donde los aliados de la presidenta luchan por destituir al líder de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, el gran rival de la mandataria. 
Días atrás, Cunha había logrado reemplazar al relator original de la comisión, Fausto Pinato, favorable a su destitución. Ayer, el nuevo relator, Marcos Rogério, postergó su informe hasta el martes, para evitar nuevos cuestionamientos. 
Durante el debate, dos diputados, Wellington Roberto y Zé Geraldo, comenzaron a discutir duramente por el derecho a voto que le correspondería a cada uno de ellos y por la situación de Cunha, acusado de tener dinero en Suiza. De la discusión encendida se pasó a los golpes, y ambos tuvieron que ser separados por otros colegas. “Aquí me acusan de ser de la banda de Cunha, y sólo los ladrones son de una banda”, dijo el diputado Roberto, que acusó a su colega de “tocarlo” durante la discusión, y bramó: “A mí no me toca ningún macho”.

Redacción de Perfil.com