INTERNACIONAL


Drama en Europa | Detienen un tren con inmigrantes y los envían a un campo de refugiados

La estación internacional de Budapest reabrió hoy tras haber cerrado el martes. Cientos de personas varadas trataron de subir a la formación rumbo al norte.

La policía húngara detuvo el tren en la ciudad de Bicske, situada a 40 kilómetros de la capital.
La policía húngara detuvo el tren en la ciudad de Bicske, situada a 40 kilómetros de la capital.

Un tren en el que viajaban cientos de pasajeros inmigrantes desde Budapest con destino a la ciudad de Sorpon, ubicada en el noreste de Hungría al borde de la frontera con Alemania, fue detenido cerca de un campo de refugiados y los inmigrantes fueron forzados a bajar, según informó la agencia oficial MTI.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

La policía húngara detuvo el tren en la ciudad de Bicske, situada a 40 kilómetros de la capital, y obligó a bajar a los cientos de pasajeros inmigrantes para reubicarlos en colectivos que los trasladaron a un campo de refugiados.

Europa se enfrenta al mayor movimiento migratorio desde la Segunda Guerra Mundial que ya batió récords de llegada en Austria y Alemania. Hungría se ha convertido en un país de tránsito de migrantes y sólo en el mes de agosto llegaron alrededor de 50.000 personas con la intención de desplazarse hacia Europa occidental.

Para tratar de frenar la entrada de extranjeros Hungría cerró a los inmigrantes el martes pasado la principal estación internacional ferroviaria de Budapest, Keleti. Cerca de 2.000 hombres, mujeres y niños se quedaron así varados en la llamada "zona de tránsito", lo que se denomina a un campo de refugiados subterráneo improvisado donde viven en condiciones precarias y dependen de la ayuda de los voluntarios húngaros.

Las autoridades decidieron reabrir Keleti este jueves, y las personas que habían quedado bloqueadas se precipitaron hacia la estación y corrieron hacia un tren estacionado en la vía. Sin la presencia de autoridades se generó un ambiente de caos en medio del cual los immigrantes se empujaron y algunos hasta llegaron a pelearse para intentar subir a los vagones. Por megafonía se anunció que "por un periodo indefinido" no saldría ninguna formación hacia el extranjero.

Varias personas que estaban varadas decidieron permanecer en la estación antes de subirse a ninguna formación para ver cómo evolucionaba la situación. Transcurrido un tiempo, aparecieron las autoridades policiales que se encargaron de cerrar las puertas del tren y lo custodiaron para que no ingresara más gente hasta que partió rumbo a Sorpon.  



Redacción de Perfil.com


Temas:

  • Hungría
  • Budapest
  • tren
  • movimiento migratorio
  • inmigrantes
  • Inmigración
  • Keleti
  • Europa