INTERNACIONAL CONVOCA A MUSULMANES FRANCESES

EI llama a los lobos solitarios a matar a los dos candidatos

El grupo publicó un mensaje en una de sus revistas online, en el que dice que es deber de un musulmán matar a Macron o Le Pen.

“Vamos a asesinar a los candidatos del ballottage presidencial de Francia y al personal de los centros de votación”, amenazó ayer el grupo radical islamista Estado Islámico.
    Los yihadistas llaman a actuar a sus “lobos solitarios” en una proclama publicada en la versión francesa de la revista online Rumiyah, informó Site, el portal estadounidense que monitorea el extremismo islámico.
“No olviden vuestro deber como musulmanes: elegir un candidato para asesinarlo y un centro de votación para ponerlo en llamas”, afirma la publicación.
    “Compren armas si es posible, o coches de segunda mano, cuchillos, tomen de rehén a un infiel. No hay que tratar, sino que hay que mostrar el terror con el lenguaje de la fuerza”, agrega.
   Estado Islámico pide desde Rumiyah a sus seguidores que degüellen, provoquen un baño de sangre”.
    El texto, que tiene una cruz de ilustración y dedica varias páginas a explicar la “legitimidad” de matar cristianos, en referencia a los recientes ataques a iglesias en Egipto, fue publicado en diez idiomas.
    El nombre Rumiyah (Roma) es una referencia al Hadith o narración sagrada en el que el profeta Mahoma dice que los musulmanes conquistarían Constantinopla y Roma, en ese orden.
La primera edición de Rumiyah fue lanzada después de la muerte del portavoz de EI, Abu Mohammad al-Adnani, e incluía una necrológica de él.
En octubre de 2016, Estado Islámico publicó la segunda edición de la revista en la que justificaba ataques contra no musulmanes, incluyendo descripciones detalladas de cómo llevar a cabo ataques con cuchillos en grupos pequeños de personas.
En otra de sus publicaciones, la revista Nabaa, EI pidió a los musulmanes en Egipto que se alejen de los sitios cristianos y de los edificios de la Policía, del Ejército y del gobierno, así como los lugares frecuentados por extranjeros de países occidentales, porque los considera “objetivos legítimos”.
“El príncipe del califato en Egipto” –que el semanario no identifica– afirma en la revista que los terroristas pueden golpear en estos lugares en cualquier momento.

Blindada.
Francia está blindada para la celebración de las elecciones, con una celosa custodia de policías, gendarmes y militares, en un esfuerzo por garantizar la seguridad de cara a los comicios presidenciales.
   El gobierno de François Hollande dispuso, tras una reunión del Consejo Nacional de Defensa, que 50 mil uniformados patrullen las calles y velen por la seguridad en 67 mil centros de votación, apoyados por 7 mil militares.
La decisión está enmarcada por actos recientes, como la detención de un ex soldado sospechoso de ser un lobo solitario simpatizante de Estado Islámico, cerca de una base militar en el norte del país, (ver recuadro), o el reciente tiroteo en los Campos Elíseos, que culminó con un policía muerto y el atacante abatido.

Detienen a presunto yihadista cerca de base militar
Un ex soldado francés de 34 años, detenido ayer a la madrugada cerca de una base militar en el noroeste de París, había jurado fidelidad a Estado Islámico, según una grabación hallada en un pen drive descubierto en su coche, informaron fuentes cercanas a la investigación. También se hallaron varias banderas de EI, en su auto y cerca de la base de Évreux, a un centenar de kilómetros de París. En un matorral cerca de la base se hallaron un fusil, dos pistolas y municiones, no muy lejos de donde el individuo, que era vigilado por su radicalización islamista, fue detenido. En sus primeras declaraciones tras el arresto, el sospechoso dijo que había preparado una reivindicación en nombre de EI, grabada en un dispositivo de memoria,  informó otra fuente próxima a la investigación. “Fotos suyas, vestido como combatiente con hombreras y una cinta de EI” también fueron encontradas en el dispositivo de memoria, agregaron las fuentes. El ex militar, convertido al islam, era vigilado desde 2014 por su radicalización. Fue objeto de dos registros administrativos en 2015 y 2017. También fue objeto de una investigación judicial por haber intentado comprar armas, aunque las pesquisas no condujeron a nada.


ANSA