INTERNACIONAL 84 MUERTOS Y 202 HERIDOS


EI reivindicó el ataque de Niza, pero los expertos tienen dudas

Advierten que es una adjudicación “ambigua”, porque no precisa si fue un ataque ordenado o inspirado por los llamados del grupo.


Foto:AFP

Agencias
Paris
Estado Islámico asumió ayer la autoría de la matanza que causó 84 muertos en Niza,  un ataque que por su magnitud, el perfil del autor y su modus operandi sitúa a Francia frente a un “nuevo tipo” de atentado.
Sin embargo, especialistas advierten que la reivindicación es “ambigua”, aunque recuerdan que hasta ahora el grupo yihadista nunca se ha atribuido la autoría de ataques de forma “oportunista”.
La organización dijo, a través de la agencia Amaq, que uno de sus “soldados” llevó a cabo el jueves por la noche el atentado en el que murieron 84 personas, incluyendo diez niños, en la ciudad de la Riviera Francesa.
La matanza fue “en respuesta a los llamamientos lanzados para atacar a ciudadanos de los países de la coalición que luchan” contra EI, agregaba el comunicado.
La reivindicación “es ambigua y no especifica si (el atentado) fue ordenado o solamente inspirado por los llamados a atacar a Francia lanzados por el EI”, dijo Yves Trotignon, ex analista de los servicios de inteligencia franceses, la DGSE.
Para otro experto en yihadismo, David Thomson, “el mensaje es un poco contradictorio”, ya que presentan al atacante de Niza como a un “soldado”, lo que hace pensar que juró lealtad al grupo, pero agrega que actuó “en respuesta a los llamados” de EI.
De todos modos, Thomson recordó que el grupo nunca reivindicó ataques y, en ocasiones, como en la matanza de San Bernardino, en California, se limitó a “felicitar” a sus autores, sin atribuirse el ataque.

País conmocionado. Ocho meses después de los ataques de París donde murieron 130 personas, Francia se sumió en un nuevo duelo nacional de tres días que culminará mañana con un minuto de silencio al mediodía local.
Atormentados por las imágenes atroces de personas aplastadas bajo las ruedas del vehículo, los supervivientes y los familiares de las víctimas buscaban ayer información o apoyo psicológico en los hospitales de la ciudad. El balance de la matanza seguía siendo ayer de 84 muertos y 202 heridos, 52 de ellos entre la vida y la muerte. Entre las víctimas mortales figuran diez niños.
Más allá de la reivindicación de EI, las autoridades seguían preguntándose los motivos que llevaron al asesino, Mohamed Lahouaiej-Bouhlel, un tunecino de 31 años, a matar sin piedad a decenas de personas.
“Al parecer, se radicalizó muy rápidamente. En todo caso, son los primeros elementos que aparecen a través de los testimonios de sus allegados”, afirmó el ministro del Interior francés, Bernard Cazeneuve.
“Es un terrorista, tal vez relacionado con el islamismo radical de una forma u otra”, había declarado el viernes el primer ministro francés, Manuel Valls.
Según su padre, Bouhlel había sufrido una depresión a principios de los años 2000, y no era religioso.



Redacción de Perfil.com