INTERNACIONAL SALUD PUBLICA

El ataque al Obamacare divide a los republicanos

Sabrina Rodriguez

Lideres. En la Cámara, Ryan, y en el Senado, Mitchell.
Lideres. En la Cámara, Ryan, y en el Senado, Mitchell.
Los republicanos se prepararon para derogar el Obamacare durante siete años, y ahora que controlan la Casa Blanca y el Congreso, enfrentan una creciente resistencia dentro del propio partido sobre el plan de reemplazo; una batalla más dura de lo que esperaban.
Hay unanimidad entre los republicanos de que la Ley de Cuidado de Salud Accesible, un emblema de la presidencia de Barack Obama, se tiene que revocar.
Pero los congresistas del partido aún no terminan de definir un plan que reemplace al de Obama y satisfaga por igual a moderados y conservadores internos. Sin un apoyo mayoritario no podrán aprobar la derogación de la ley tan rápido como pensaban hacerlo.

Beneficios. “No quieren ser el partido que quita los beneficios de salud médica a la gente sin tener una alternativa. Han criticado el Obamacare durante años, y ahora se ven con la presión de tener que crear una ley mejor”, dijo a PERFIL el analista Jonathan Allen.  
Los republicanos defienden una nueva ley que baje los costos de los seguros, mejore la calidad de la atención y deje la decisión de recibir seguro médico en las manos de los estadounidenses en sus propios estados.
Pero también deben lidiar con verdades incómodas de la ley: veinte millones más de estadounidenses están ahora cubiertos y las compañías de seguro tienen prohibido negar la cobertura a gente por condiciones preexistentes. Los niños también ahora pueden mantenerse en el plan de sus padres hasta los 26 años.
Donald Trump y el líder de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, han presentado un frente unido en los últimos dos meses, con la consigna de “derogar y reemplazar” la ley. Ryan reveló que el reemplazo incluiría créditos fiscales para ayudar a quienes perderán el seguro médico cuando se derogue la ley.
Pero la idea de ofrecer créditos fiscales tiene a muchos conservadores, incluyendo al ex candidato presidencial y senador Rand Paul, muy preocupados, porque es muy similar a la ley existente.
“No creo que podamos vestirnos con ideas demócratas y ponerles un sello republicano”, dijo Paul.