INTERNACIONAL BAJO LA CONSIGNA “NEVER TRUMP”

El ‘buitre’ Singer lidera una ofensiva de financistas para frenar al magnate

Foto:AFP

Por estos días, su conflicto judicial con la Argentina  está lejos de ser la principal preocupación de Paul Singer, el titular del “fondo buitre” Elliot Management que litiga contra el país en los tribunales de Nueva York. Junto a otros influyentes hombres de negocios republicanos, y bajo el explícito lema “Never Trump”, Singer lidera una campaña para evitar que el excéntrico magnate finalmente se convierta en el candidato del Partido Republicano a la Casa Blanca.
La notable performance de Trump en los primeros rounds de las internas republicanas preocupa al establishment del partido y a sus cuadros tradicionales, que creen que la llegada del polémico empresario a la presidencia podría resultar en un desastre para su fuerza política. Trump ganó diez de las quince primarias estatales disputadas hasta ahora, lo que le otorga el 46% de los delegados ya atribuidos. Cuenta con 319 de los 1237 que necesitará para alcanzar la nominación oficial. Tras el “súpermartes” de esta semana, del que Trump salió victorioso, la próxima parada crucial en el calendario electoral será el 15 de marzo, cuando habrá primarias en los estados de Carolina del Norte, Florida, Ohio, Illinois y Misouri.
Según publicó The New York Times, en la noche del “súpermartes” Singer –financista de la campaña de Marco Rubio, rival de Trump en la interna republicana– organizó junto a Meg Whitman, presidenta de Hewlett-Packard, y el millonario Todd Ricketts una teleconferencia con cincuenta grandes donantes para convocarlos a contribuir a una campaña anti Trump. Singer los invitó a poner dinero en el PAC “Nuestros Principios”. Los PAC son Comités de Acción Política creados para financiar campañas a favor o en contra de cierto candidato.

Detenerlo. El PAC “Nuestros Principios” comenzó a transmitir anuncios de campaña contra Trump en Iowa antes de las primarias republicanas en ese estado. Iowa fue, precisamente, el mayor tropiezo de Trump en lo que va de su carrera hacia la nominación.
Lo de Singer y Trump es una cuestión casi personal. El empresario criticó en varias ocasiones al titular de Elliot Management por su apoyo a una reforma migratoria. Singer, por su parte, jugó fuerte sus fichas en la campaña de Rubio. Sin embargo, no está claro que el joven senador consiga seguir en carrera si no se alza con un triunfo espectacular el 15 de marzo, un escenario que ninguna encuesta augura. Si Rubio se baja, Singer redirigirá sus millones a hacer campaña contra Trump, aunque no apoye explícitamente a alguno de los rivales que sigan en pie. Será, literalmente, una pelea de millones.



Facundo F. Barrio