INTERNACIONAL OPINIÓN

El dolor sirio

La periodista del Miami Herald da su visión desde Estados Unidos sobre en conflicto en Medio Oriente.

Foto:Cedoc
Una vez más las imágenes de hechos en Siria, que dan la vuelta al mundo, son devastadoras. Es imposible no afligirse y ser compasivos con un pueblo que sufre una guerra y la opresión de un régimen fatal. Adultos, niños y bebés afectados por un ataque químico, que según múltiples fuentes, fue realizado por el régimen de Bashar Al Assad. En represalia, Estados Unidos lanzó misiles por orden del presidente Trump, luego de fuertes críticas de que ha debido pedir autorización al Congreso, dejando lo que se piensa hasta el cierre de esta columna 7 personas sin vida en una base del gobierno sirio. La OTAN aplaudió la reacción del Presidente; no se puede dejar pasar un ataque de un dictador contra su propio pueblo con químicos, ni con nada.

El ex presidente Obama en el 2013, cuando se supo de un ataque químico en Siria, pidió y no obtuvo autorización en el Congreso, luego fue fuertemente criticado. Rusia ha condenado el ataque diciendo que su aliado sirio no tenía armas químicas y que fue un accidente causado por químicos que cayeron en manos de insurgentes, no está muy claro, pero algún tipo de accidente. Poco a poco saldrán más reacciones y detalles, pero, ¿y ahora qué pasará? ¿Estamos entrando lentamente a una nueva guerra?

Aliados de Estados Unidos tanto en Europa y Medio Oriente apoyan la reacción de Trump. El Presidente recibe críticas tanto de demócratas como de republicanos por actuar sin autorización del Congreso, algo que él aseguró Obama debía hacer en el 2013. ¿Qué hay atrás de todo esto? ¿Será que el Presidente se conmovió viendo el sufrimiento del país del que prohibió en su momento recibir refugiados? A juzgar por su declaración explicando la razón del ataque, fue así. Para los sirios y la violación de derechos humanos que ocurre en esa nación es necesaria el apoyo de la comunidad internacional. Algunos analistas aseguran que esto solo pondrá en alerta a los sirios, y que será un ataque de “una sola vez”. Lo que sí parece ser es que el acto puede deteriorar aún más la relación entre Rusia y Estados Unidos. A Trump ya lo está criticando la extrema derecha, asegurando, por medio de activistas, periodistas y editores de medios alternativos que siguen esa corriente, que está traicionando a sus votantes y va a meter a los americanos en otro conflicto internacional. Otros lo han comparado con la invasión de Irak. Se ha dado a conocer además que su hija Yvanka, como madre de familia, tuvo mucho que ver en la decisión de Trump de reaccionar con misiles. ¿Tienen Trump e Yvanka un plan a seguir? Porque el líder del “mundo libre” no puede tomar decisiones porque su hija se conmueva.

Más allá de los juegos políticos que estamos presenciando, hay un pueblo que sigue en un grave peligro. Siempre que se asoman vientos de guerra no es fácil apoyarlos, pero no pueden seguir muriendo niños en Siria, y civiles en general, a manos del régimen, pero nada garantiza que ese ataque con misiles acabe con Al Assad y su régimen, y después quien tomará liderazgo, ¿cómo funcionará sin poner vidas americanas en peligro? Ahora bien, teniendo en cuenta que estamos hablando de Siria y el gran interés de los rusos en el país (ahí tienen su base más importante fuera de su territorio), y los recientes problemas e investigaciones con respecto a ese país y la elección presidencial, algunos pudieran decir que la reacción rápida de Trump puede ser una perfecta distracción para la opinión pública tras sus primeros fallidos meses de gobierno. Todo y posiblemente nada, está por verse.

Periodista y presentadora de televisión y radio.


Sabrina Covo