INTERNACIONAL MINISTRO DE JUSTICIA


El gobierno de Temer se comprometió a no bloquear la marcha del Lava Jato

A pesar de que siete de sus integrantes, y el propio presidente, han sido mencionados en las investigaciones, el nuevo ministro de Justicia respaldó el accionar de jueces y fiscales.


Foto:AFP

Agencias
Brasilia
El nuevo ministro brasileño de Justicia, Alexandre de Moraes, garantizó “apoyo total” a la investigación del Lava Jato, sin importar que algunos de los miembros del gobierno interino estén señalados en el caso, incluyendo al propio presidente, Michel Temer.
“No existe la mínima posibilidad de interferencia. Quien conoce mi historia, desde fiscal, sabe que el combate a la corrupción es la cosa más importante no sólo hoy, sino desde siempre en el país”, aseguró el ministro Moraes en una entrevista con el canal Globo, transmitida el viernes por la noche.

Casos. Al menos tres ministros del gobierno interino de Michel Temer, que asumió el jueves después de que Rousseff fuera separada del cargo para enfrentar un juicio político, son investigados por el escándalo de la Petrobras, el mayor caso de corrupción de la historia de Brasil.
Entre ellos se destaca Romero Jucá, ministro de Planificación y presidente del partido de Temer, el centrista PMDB.
“La ley debe ser aplicada igual para todos, sin nombre, sin filiación y sin partido. La ley es para todos”, subrayó De Moraes.
El ministro aseguró que dará “apoyo total” a la operación policial del “petrolao”, que investiga este caso que le costó a la empresa estatal más de 2 mil millones de dólares en pérdidas y que ha manchado a buena parte de la élite del poder en Brasilia.
“En la práctica es dejar [la operación] como viene ocurriendo, que la Policía Federal trabaje como viene trabajando, que el Ministerio Público continúe trabajando en conjunto con la Policía Federal”, indicó el responsable de Justicia, que ofreció “más recursos si hubiera necesidad” para “acelerar las investigaciones” y “revelar todas las ramificaciones de la Lava Jato”.
De Moraes, que juró su cargo el jueves, fue secretario de Seguridad en el estado de San Pablo y responsable de una policía acusada de constantes abusos a los derechos humanos, con escuadrones de la muerte para enfrentar pandillas criminales.

Críticas. La OAB, la orden que nuclea a los abogados brasileños, criticó ayer la decisión de Temer de sumar a su gabinete a varias personas involucradas en los escándalos de corrupción que sacuden a Brasil, y no descartó la posibilidad de ir a la Justicia para que renuncien en caso de que alguno fuera procesado.
“La OAB está a favor del éxito de Brasil. Por eso exigirá que, a diferencia de lo anunciado, el nuevo gabinete no esté compuesto por personas sobre las cuales hay muchas dudas”, dijo el presidente de la OAB, Cláudio Lamachia.
Lamachia subrayó que “el equipo de ministros necesita está por encima de toda sospecha. Los investigados deben poder defenderse sin, por ello, comprometer la credibilidad de los ministerios”, agregó.
La OAB apoyó el proceso de impeachment contra Dilma Rousseff, y hasta presentó un pedido propio. “El impeachment fue legal y necesario”, dijo Lamachia.


La Corte Suprema brasileña abrió en la noche del viernes una nueva investigación contra el senador Fernando Collor por crímenes contra la administración y corrupción pasiva, en el ámbito del Lava Jato. El senador y ex presidente (1990-92), ya es investigado en la misma causa y éste fue el sexto proceso que se le abre. En julio de 2015, Collor tuvo cuatro autos de lujo decomisados de su residencia particular, más conocida como la Casa da Dinda. Los vehículos les fueron restituidos en octubre. El Procurador de la República, Rodrigo Janot, acusa a Collor, entre otros delitos, de haber recibido más de seis millones de dólares en sobornos de la empresa BR Distribuidora, una subsidiaria de la Petrobras. Collor, que el miércoles pasado votó a favor del impeachment de Dilma Rousseff, sufrió un proceso similar en 1994, que lo forzó a renunciar a la presidencia.



Redacción de Perfil.com