INTERNACIONAL CRISIS E VENEZUELA

El opositor venezolano Antonio Ledezma vuelve a quedar en prisión domiciliaria

Tras haber sido detenido hace tres días por el servicio de inteligencia, el alcalde de Caracas fue llevado nuevamente a su casa.

Antonio Ledezma
Antonio Ledezma

El alcalde de Caracas, el opositor venezolano Antonio Ledezma, fue devuelto a prisión domiciliar por agentes del servicio de inteligencia en la madrugada de este viernes, tras haber permanecido encarcelado tres días, informó su esposa Mitzy Capriles en su cuenta de Twitter.

"Informo al país que hace minutos sorpresivamente a Antonio lo trajo el Sebin (servicio de inteligencia) a nuestra residencia. Vuelve a la casa por cárcel", escribió Capriles, quien se encuentra actualmente en Madrid.

Ledezma, de 62 años, y el líder opositor Leopoldo López, de 46, fueron llevados a la prisión militar de Ramo Verde (en las afueras de Caracas) en la madrugada del pasado martes, luego de que el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) les revocara la prisión domiciliar, acusándolos de planear fugarse.

Ambos habían hecho llamamientos contra las elecciones de la Asamblea Constituyente del presidente Nicolás Maduro, que se instala este viernes en medio de un fuerte rechazo internacional y cuestionadas por presunto "fraude". "Antonio dijo al entrar al apartamento que retorna con la angustia de que Leopoldo y más de 600 presos políticos siguen tras las rejas", agregó la esposa del alcalde.

Agentes del Sebin habían sacado a Ledezma de su casa en pijama y con agresividad, entre los gritos de auxilio de una vecina, según imágenes difundidas en redes sociales, que provocaron indignación. El arresto de ambos líderes opositores causó una fuerte condena internacional. "Agradecemos al pueblo de Venezuela y a la comunidad internacional por su preocupación y gran solidaridad y a sus leales vecinos", agregó la esposa del alcalde.

Ledezma fue detenido el 19 de febrero de 2015 acusado de una supuesta conspiración contra el mandatario -aún está en juicio-. Dos meses después recibió casa por cárcel por motivos de salud. 

Por su parte, López había sido puesto bajo detención domiciliaria el 8 de julio tras tres años y cinco meses en Ramo Verde, donde cumplía una condena de casi 14 años, acusado de instigar a la violencia en las protestas contra Maduro de 2014, que dejaron 43 fallecidos.