INTERNACIONAL CRISIS HUMANITARIA

El papa Francisco pide apoyo para los refugiados

A través de la organización Jucom, se espera recibir, en primera instancia, a 40 familias de refugiados.

El mensaje del papa Francisco.
El mensaje del papa Francisco. Foto:Cedoc

Como apoyo a la iniciativa “Una iglesia, una familia” -propuesta por Juventud Con Una Misión (Jucum) para que al menos 200 personas que buscan huir de la guerra en Siria puedan recibir asilo en 40 templos evangélicos de la Argentina-, el Papa Francisco grabó un mensaje para concientizar sobre la importancia de brindar apoyo a los refugiados.
 
“Yo les quiero agradecer a todos los que ayudan a mi hermano el pastor Alejandro Rodríguez en esta tarea de reubicar prófugos. Reubicarlos no como quien los pone en una estantería, sino como quien les da un hogar”, detalla el Sumo Pontífice refiriéndose a los miles desplazados que el conflicto de Medio Oriente los dejó sin hogar. Y agrega: “Yo he pedido acá, en las iglesias, de acá de Italia, sobre todo de Roma de la cual soy obispo: Cada parroquia una familia, cada institución educativa una familia”.
 
El proyecto en la Argentina -a cargo de Alejandro Rodríguez, director de Jucum, organismo que nuclea a todas las iglesias evangélicas del país- se comprometió en una primera instancia a recibir a 40 familias sirias en 40 instituciones religiosas, mayoritariamente distribuidas en el interior.
 
En sintonía con esta iniciativa, el Papa señaló: “Si no tenés lugar en la estructura parroquial, pues se le alquila un departamentito y se los va conteniendo hasta que se inserten en la sociedad”.
 
Las primeras familias sirias, que se prevé que lleguen en grupos antes de navidad o los primeros meses de 2017, recibirán una vivienda, sustento económico, atención emocional y adaptación social hasta que puedan inserte en la sociedad argentina por el plazo de un año.
 
“Lo que estamos viviendo aquí con los prófugos es la gran vergüenza humana. El mediterráneo y el Egeo son dos cementerios en estos momentos. Lo único que les pido es un hogar”, concluye el mensaje del papa Francisco. 


Roxana Mariani