INTERNACIONAL LA DIPLOMACIA DE DIOS

El Papa medió para acercar a Santos y Uribe por las FARC

Bergoglio recibió a los dos líderes colombianos para dar un último impulso al acuerdo de paz. El ex presidente expresó sus críticas y el Nobel de la Paz le pidió “ayuda”.

Influyente. Tenía previsto recibir en audiencia al presidente colombiano, Juan Manuel Santos. Pero llamó el jueves a Uribe y lo invitó a sumarse al encuentro. Fue una mediación inédita.
Influyente. Tenía previsto recibir en audiencia al presidente colombiano, Juan Manuel Santos. Pero llamó el jueves a Uribe y lo invitó a sumarse al encuentro. Fue una mediación inédita. Foto:AFP
Agencias
En una imprevista jugada diplomática, el papa Francisco se reunió ayer en el Vaticano con el  presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, y su antecesor, el senador Alvaro Uribe Vélez, para dialogar sobre el proceso de paz en aquel país, en una mediación que buscó acercar partes entre los dos máximos representantes del Sí y el No a los acuerdos de paz firmados hace dos semanas con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).
Sin embargo, la grieta no se cerró pese a la mediación de Jorge Bergoglio. Lo que hubiera podido ser una jornada histórica para Colombia, concluyó sin la reconciliación entre Santos y Uribe pese a la directa e inédita mediación del Vaticano. En un primer momento, los diálogos del Papa con los líderes fue por separado. Tras las dos audiencias, les propuso un encuentro y ambos accedieron a mantener una charla “a tres bandas”.
“Necesitamos su ayuda”, le dijo Santos, quien fue el primero en ser recibido. Uribe, por su parte, expresó su rechazo al segundo acuerdo con las FARC, que incluyó, sin embargo, muchas de las peticiones de la oposición colombiana. “No nos pueden imponer todo esto, su santidad”, se lamentó.

Formación. La iniciativa se cocinó en pocas horas. El jueves por la mañana Uribe recibió una llamada telefónica del secretario de Estado del Vaticano y cardenal Pietro Parolin, quien le transmitió la invitación del Sumo Pontífice a unirse al encuentro que tenía agendado con Santos en Roma. “Por formación personal, una invitación del Papa no se rechaza”, respondió el político, que se subió a un vuelo privado y aterrizó ayer en el aeropuerto de Ciampino.  
“El Papa habló de la ‘cultura del encuentro’ y señaló la importancia de un diálogo sincero entre todos los actores de la sociedad colombiana en este momento histórico”, informó el Vaticano en un comunicado.
Por su parte, Santos agradeció al Pontífice “todos los esfuerzos y gestos que ha tenido para apoyar el proceso de paz” durante el encuentro privado celebrado en la biblioteca del Palacio Apostólico. “Hemos aprendido estudiando los demás procesos en el mundo que es fundamental acordar los tiempos entre el momento en que se firman los acuerdos y el momento en que se comienzan a implementar”, explicó el mandatario. “Le dije al ex presidente Uribe que estamos siempre dispuestos, como lo hemos manifestado en ocasiones anteriores, en seguir dialogando (...) que podemos ponernos de acuerdo sobre cosas importantes para el país”, agregó.
Uribe, el más férreo detractor del pacto de paz firmado por el gobierno de Santos y las FARC, volvió a exigir que se reformen varios puntos de ese texto. “Hubo modificaciones, pero hay algunos puntos muy delicados que el gobierno no ha querido reformar”, aseguró. Entre los temas que más le preocupan, figura el de la “inmunidad total para los delitos de lesa humanidad”.
Colombia busca dejar atrás un conflicto armado en el que participaron varias guerrillas, entre ellas las FARC, fuerzas paramilitares y agentes estatales, con un saldo de unos 260 mil muertos, 60 mil desaparecidos y 6,9 millones de desplazados a lo largo de más de medio siglo.