INTERNACIONAL MENSAJE POR EL JUBILEO


El Papa pide a la Iglesia americana que se renueve y evite las divisiones

El papa Francisco instó ayer a la Iglesia del continente americano a “renovarse”, a evitar divisiones y condenas, y a estar con los “indefensos de la amada tierra americana”, dijo.

Portal Perfil.com
Portal Perfil.com
Foto:Perfil.com
El papa Francisco instó ayer a la Iglesia del continente americano a “renovarse”, a evitar divisiones y condenas, y a estar con los “indefensos de la amada tierra americana”, dijo.
En un videomensaje por el jubileo del continente americano, que se celebra en Bogotá promovido por el Consejo Episcopal Latinoamericano (Celam), el Pontífice invitó a los obispos y religiosos de toda la región a actuar con un “trato renovado” ante los cambios de la sociedad.
“Todos nos damos cuenta, lo sabemos, de que vivimos en una sociedad herida, eso nadie lo duda. Vivimos en una sociedad que sangra, y el costo de sus heridas normalmente lo terminan pagando los más indefensos”, reconoció.

“Pero es precisamente a esta sociedad, a esta cultura, adonde el Señor nos envía. Nos envía e impulsa a llevar el bálsamo de Su presencia. Nos envía con un solo programa: tratarnos con misericordia. Hacernos prójimos de esos miles de indefensos que caminan en nuestra amada tierra americana proponiendo un trato diferente”, recalcó.

Descarte. Francisco instó a los obispos y religiosos de todo el continente, desde Estados Unidos y Canadá hasta Argentina, a cambiar la actitud ante lo que suele llamar la “cultura del descarte”: “Una cultura que va dejando por el camino rostros de ancianos, de niños, de minorías étnicas que son vistas como amenaza”, explicó.

“Una cultura que poco a poco promueve la comodidad de unos pocos en aumento del sufrimiento de muchos. Una cultura que no sabe acompañar a los jóvenes en sus sueños, narcotizándolos con promesas de felicidades etéreas, y que esconde la memoria viva de sus mayores”, prosiguió.
Según Francisco, se trata de “una cultura que ha desperdiciado la sabiduría de los pueblos indígenas y que no ha sabido cuidar la riqueza de sus tierras”, reiteró.

El Papa instó a la Iglesia americana a “generar esperanzas y nuevas oportunidades” entre todos los creyentes. “Si usáramos términos futbolísticos, podríamos decir: levantá un centro para
que otro cabecee”.
Y se alegró de que hayan podido participar del encuentro “todos los países de América. Frente a tantos intentos de fragmentación, de división y de enfrentar a nuestros pueblos, estas instancias nos ayudan a abrir horizontes y estrecharnos una y otra vez las manos”.

afp