INTERNACIONAL

El Papa pidió por los ancianos y condenó a los curas empresarios

Foto:AFP

ANSA

El papa Francisco volvió a enviar ayer señales a los fieles , a la sociedad en general y hacia el interior de la propia Iglesia al afirmar que sólo fundando la propia vida en Cristo los sacerdotes pueden responder plenamente a la vocación y evitar convertirse en “curas negociantes”, “curas empresarios”.

Lo dijo Jorge Bergoglio en la homilía de la misa que celebró en la casa de Santa Marta este sábado, de la cual la radio Vaticana difundió algunos fragmentos, “advirtiendo que los fieles tienen intuición y son capaces de reconocer a un verdadero sacerdote de uno que perdió el camino justo”.

“Nosotros sacerdotes, sostuvo el Pontífice, tenemos tantos límites: somos pecadores, todos. Pero si vamos con Jesús, si buscamos al Señor en la oración, la oración de intercesión, la oración de adoración, somos buenos sacerdotes, aunque somos pecadores. Pero si nos alejamos de Jesús, tenemos que compensar ésto con otras actitudes mundanas”, insistió.

“Y así estas figuras... el cura negociante, el cura empresario... Pero el cura que adora a Jesús, el cura que habla con Jesucristo, el cura que busca Jesús y que se deja buscar por Jesús: éste es el centro de nuestra vida. Si no está ésto, perdemos todo. Y qué daremos a la gente?”, preguntó retórico.

El papa Francisco había criticado con anterioridad a los sacerdotes en manos de la vanidad, definiéndolos “curas mariposas”.

“Pero es bello -remarcó el pontífice argentino- encontrar curas que dieron su vida como sacerdotes, realmente, y de los cuales la gente dice, ‘si tiene un carácter fuerte , tiene ésto, tiene lo otro, pero es un cura!”.

“La gente tiene intuición. Pero cuando ve a los curas -por decir una palabra- que en vez de tener a Jesús, tienen pequeños ídolos, algunos devotos del “dios Narciso”....
Cuando la gente ve a ésto, la gente dice ‘pobrecito”

Paralelamente y como parte del estilo ‘revolucionario’ para el Vaticano que parece haber  instalado el pontífice, quiso dedicar unas palabras al “ amor y la atención que merecen los ancianos”.

“Ningún anciano debería ser como ‘exiliado’ en nuestras familias. Los ancianos son un tesoro para la sociedad”, sentenció el papa Francisco  en un tuit en @Pontifex_it, su cuenta oficial en la red social.


Redacción de Perfil.com


Temas: