INTERNACIONAL


El Papa rechazó la donación por miedo a que Scholas cayera "en la corrupción"

El Pontífice escribió una carta a los dirigentes de Scholas Occurrentes donde explica sus motivos. Niegan que fuera un "desplante" a Mauricio Macri. 


Foto:Cedoc

El "miedo" del papa Francisco a que la ONG Scholas Occurrentes pudiera "resbalar en el camino hacia la corrupción” sería la razón por la cual el Vaticano analizó devolver la donación de 6 millones 666 mil pesos del Gobierno de Mauricio Macri a la organización juvenil.

En un primer momento había trascendido que la causa por la cual el Vaticano tenía la intención de devolver esa suma era porque el papa Francisco se enojó por la cantidad millonaria de dinero que Macri había destinado a la entidad. También se afirmó que el enfado fue por el número "666" de la donación.

Ambas cuestiones molestaron al Papa pero no fueron los motivos por los cuales defendió el rechazo a la contribución. Otras versiones apuntaron que la decisión de Francisco fue resultado de la mala relación que mantiene con el jefe de Estado argentino. 

El Vatican Insider dio a conocer pasajes de una carta que el Pontífice les envió a los superiores de la ONG para pedirles que rechazaran la donación donde deja claro las objeciones por las cuáles les hacía esta demanda. “Como padre y hermano”, tengo miedo que “ustedes comiencen a resbalar en el camino hacia la corrupción”, escribió Bergoglio. 

Perdónenme si esto los ofende, pero es una resbalar suave y casi sin darse cuenta”, que luego se “contagia”, que “se justifica” y finalmente se termina “peor que al principio”. Se trata, añadió, de un “camino resbaladizo y cómodo, que nosotros tendríamos las razones para justificar pero que asesina”, reproduce el portal. 
 
En la carta, habló de las dificultades económicas por las que atraviesa nuestro país: “El Gobierno argentino tiene que acudir a tantas necesidades del pueblo, que no tienen derecho a pedirle un centavo”. Y les aconsejó que para librarse de la tentación de la corrupción son necesarias “la austeridad, la pobreza, el trabajo noble". "Sean apóstoles de un mensaje y no empresarios de organizaciones internacionales”, afirmó.   

En otro tramo del escrito, precisó: “Yo prefiero una picada en un patio de barrio con una pelota común pero con alegría, antes que un gran campeonato en un estadio famoso pero salpicado de corrupción", en referencia a los partidos interreligiosos por la paz organizados Scholas. 



Redacción de Perfil.com