INTERNACIONAL


El Papa retomó sus tareas habituales

En su tradicional audiencia de los miércoles, Francisco se mostró recuperado y denunció el trabajo infantil.

El Papa Francisco, recuperado y sonriente como siempre.
El Papa Francisco, recuperado y sonriente como siempre.
Foto:AFP

Luego de superar una leve indisposición producto de la ola de calor que azota a gran parte del territorio italiano por estos días, el Papa Francisco regresó a la actividad con su tradicional audiencia de los miércoles. Denunció el trabajo infantil, pero no sin antes pedir a los personas mayores concentradas en la plaza que se resguarden en la sombra.

Los "mercaderes de muerte" y los traficantes de personas "tendrán que rendir cuentas un día ante Dios", aseguró esta mañana Francisco en la plaza de San Pedro, donde pidió también luchar contra el trabajo infantil. "¡Los mercaderes de muerte no vienen a la plaza de San Pedro!" dijo Francisco frente a la muchedumbre según consignó AFP.

"¿Creen que los corruptos, los que trafican con personas y los traficantes de armas están realmente contentos? No, porque saben que en el más allá tendrán que rendir cuentas a Dios. No se llevarán con ellos ni el dinero y el poder ni su orgullo [...] Un día todo termina", dijo el Papa. Francisco hizo además un llamamiento contra el trabajo infantil ante las cerca de 40.000 personas reunidas en la plaza, coincidiendo con el día Mundial contra la explotación del trabajo infantil que se celebra el jueves.

En un día especialmente caluroso, el Papa aconsejó a las personas mayores de la plaza que se pusieran a la sombra y siguieran sus palabras a través de una pantalla gigante.

Previa a esto, Francisco, al saludar a un grupo de enfermos al inicio de la audiencia general, les dijo: "Pensamos que era mejor que estuviesen aquí, tranquilos, un poco más fresco y no bajo el sol que cocina. Pueden ver la audiencia en la maxi pantalla, pueden ver todo, seguir todo sin sufrir este sol, dicen que hoy será la jornada más cálida del verano".

El secretario general de la Conferencia episcopal italiana y obispo, monseñor Nunzio Galantino afirmó sobre la salud del Sumo Pontífice en diálogo con la agencia Ansa: "Cuando se tiene una agenda tupida de citas es necesario tener en cuenta" cuestiones que "deben ser respetadas por una persona cuyo físico, también por la edad, puede tener leves caídas".



Redacción de Perfil.com


Temas:

  • Papa Francisco
  • la salud del Papa
  • Jorge Mario Bergoglio
  • golpe de calor