INTERNACIONAL CRISIS EN VENEZUELA

El plan ‘anti Maduro’ que la oposición impulsará en el Parlamento

La Mesa de Unidad Democrática quiere supervisar el presupuesto, nombrar jueces, liberar “presos políticos” y desalojar a Maduro del poder. Impugnaciones chavistas.

PERFIL COMPLETO

Venezuela está en vilo, ante un conflicto de poderes entre el Legislativo, por un lado, y el Judicial y el Ejecutivo, por el otro, que puede reavivar la violencia en las calles. Los parlamentarios electos asumirán el próximo martes en la Asamblea Nacional, que pasará de manos del chavismo a la oposición. Mientras la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) prepara un plan “anti Maduro” para socavar su poder, la Sala Electoral impugnó, a instancias de una diputada oficialista, a tres diputados antichavistas y a uno del PSUV, correspondientes al estado de Amazonas. La MUD desobedeció el fallo y anunció que sus 112 parlamentarios –una mayoría calificada de dos tercios– jurarán el 5 de enero.
En un escenario incierto, Henrique Capriles llamó a las Fuerzas Armadas a garantizar la voluntad popular, ante lo que llamó un “golpe judicial”. Los medios de comunicación oficialistas, en tanto, alertaron que “la derecha venezolana amenaza con un golpe de Estado parlamentario”. Por primera vez en 17 años, la voz del pueblo quedó en entredicho, ante la decisión de una Justicia controlada por el chavismo, que con su fallo puso un manto de duda sobre “el mejor sistema electoral del mundo”, como lo bautizó el ex presidente norteamericano Jimmy Carter y el propio Hugo Chávez,
La disputa pasa por el control de la Asamblea Nacional. En las elecciones del pasado 6 de diciembre, los venezolanos optaron por cederle ese derecho a la oposición, que cosechó una mayoría de dos tercios que peligra por las impugnaciones de la Justicia. Esa mayoría calificada faculta, entre otras cosas, a convocar a una Asamblea Nacional Constituyente para renovar todos los poderes del Estado, lo que podría ser el principio del fin de la República Bolivariana. Juan Guaidó, diputado electo de Voluntad Popular, explicó a PERFIL cuál es la agenda que llevarán al hemiciclo: “Hay tres grandes temas. El primero apunta a atender los problemas sociales y la crisis económica. Hay que controlar el presupuesto y revisar los convenios firmados. El segundo es la reconciliación del país, liberar a los presos políticos, tener un encuentro con el pueblo chavista y que salga la verdad. Y el tercero tiene que ver con el cambio político; reinstitucionalizar el país; nombrar nuevos rectores en el Consejo Nacional Electoral (CNE); y designar magistrados”.
Pero la MUD también planea utilizar su mayoría en el Congreso para precipitar la salida del poder del presidente Nicolás Maduro. Para eso, sostienen que hay mecanismos constitucionales, como convocar a una Constituyente, a un referendo revocatorio o, incluso, acortar el mandato presidencial vigente, que es de seis años y concluye en 2019. “Las tres son posibles. Cuál utilicemos dependerá del mismo gobierno. Si ellos cooperan y actúan en base a la ley, puede ser el revocatorio, pero si el régimen tiene este tipo de artimañas de impugnar a diputados electos, si no libera a presos políticos, creo que habría que ir a una Constituyente o recortar el período presidencial”, agregó Guaidó.
Esa misma hipótesis fue sostenida por Leopoldo López, en una carta enviada desde la prisión. “Si Maduro y el resto de las cabezas de los poderes secuestrados por una elite corrupta y antidemocrática torpedean el cambio, desconociendo los resultados del 6 de diciembre, pues habrá que removerlos”, escribió.
Pese a reconocer los resultados electorales, el chavismo nombró recientemente jueces, aprobó leyes habilitantes y cuestionó la legitimidad de la victoria opositora, sumiendo en la incertidumbre a las instituciones del país.

 

Críticas de Felipe González y Luis Almagro

El ex presidente del gobierno español Felipe González cuestionó las maniobras del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, para neutralizar a la oposición que ganó las pasadas elecciones legislativas. En un artículo publicado ayer en el diario El País, bajo el título “La destrucción de Venezuela”, González lamenta cómo el gobierno de Maduro “llevó a Venezuela a una situación insoportable, tanto desde el punto de vista social y económico como en materia de seguridad ciudadana, de libertades democráticas o de corrupción generalizada”.
Para el socialista esto explica “el hartazgo de los ciudadanos que votaron el 6 de diciembre dándole a la oposición dos tercios de la Asamblea”, mientras Maduro “mantiene el Poder Ejecutivo y maniobra toscamente para impedir que haya un Poder Legislativo que represente la voluntad soberana”.
Luis Almagro, secretario general de la OEA, alertó sobre la jura de los diputados electos. “Pedimos que nadie distorsione la voz del pueblo y su expresión más genuina, que son los resultados electorales, con estratagemas de dudosa juricidad”.



Leandro Dario