INTERNACIONAL REACCIONES OPUESTAS

El PT denuncia una “escalada golpista” y los mercados festejan

El oficialismo afirmó que el operativo contra Lula busca “desestabilizar” al Ejecutivo. La Bolsa de San Pablo se disparó ante la noción de que el caso hundirá la gestión de Dilma.

Foto:AFP y AP

Agencias
Brasilia
Mientras el gobernante Partido de los Trabajadores (PT) denunciaba ayer una “escalada golpista” para debilitar la gestión de la presidenta Rousseff, la Bolsa de San Pablo cerraba una jornada de euforia alentada por el operativo policial contra el ex mandatario Luiz Inácio Lula da Silva, que los inversores ven como una punta de lanza contra el ya debilitado gobierno petista.
El presidente del PT, Rui Falcao, acusó en un comunicado a miembros de la Justicia, la oposición y los medios de comunicación que, en su opinión, intentan “desestabilizar” el gobierno de Rousseff. “Se trata de un nuevo e indigno capítulo en la escalada golpista que busca desestabilizar al Gobierno, criminalizar al PT y combatir al principal líder del pueblo brasileño”, afirmó. Y arremetió contra “sectores de la policía y del Poder Judicial” que dirigen “una operación destinada a cambiar el resultado de las urnas”, con el apoyo de “los grupos de comunicación y de la oposición de derecha”. Y fue todavía más allá: “Estos mismos grupos reaccionarios, en el pasado, recurrían los cuarteles”, dijo Falcao, en referencia a los militares que en 1964 establecieron una dictadura en el país que duró 21 años.
La contracara de las acusaciones de Falcao se dejó ver en la Bolsa de San Pablo, que cerró ayer con una fuerte alza del 4,01% tras una jornada de gran agitación política. La plaza bursátil concluyó la sesión en 49.084 puntos y sumó así su quinta suba consecutiva en pleno terremoto político. En tanto, el real cerró con un avance del 1,12% cotizado en 3,761 unidades por dólar.
Los analistas e inversores consideran que las últimas noticias en torno a Lula y al PT pueden acelerar el proceso de impeachment contra Rousseff, algo recibido con beneplácito por los mercados financieros que claman por respuestas ortodoxas ante la crisis económica.
Sin embargo, algunos especialistas advierten que la euforia de los mercados podría no prolongarse por mucho tiempo, en la medida en que los inversores constaten que el proceso de un eventual juicio político contra Rousseff no sería inmediato y que, mientras se produjera, podría profundizar la hecatombe institucional y económica que padece Brasil.
Esta semana, la divulgación del producto bruto interno (PBI) confirmó que la economía brasileña se contrajo 3,8% en 2015, lo que supone la peor recesión en el país desde los años 90, cuando precisó un rescate financiero de los organismos internacionales para salir del pozo.

Amigos. Ayer, las muestras de solidaridad hacia Lula no llegaron sólo del seno del PT. Sus aliados naturales en Latinoamérica salieron en bloque a cerrar filas en torno al ex mandatario brasileño. “Lula, el Camino ha sido largo y no han podido contigo, de este ataque miserable saldrás más fuerte. Venezuela te Abraza”, escribió su par venezolano, Nicolás Maduro, en su cuenta de Twitter. Por su parte, el presidente de Bolivia, Evo Morales, le envió un “saludo revolucionario” y afirmó durante una reunión con dirigentes campesinos en la región del Chapare: “¿Qué viene ahora del imperio? ¡Un escarmiento a presidentes y ex presidentes antiimperialistas!”.
Los diputados kirchneristas en el Parlasur también manifestaron su “más profunda solidaridad” con Lula y se sumaron a la teoría sobre un “ataque” político orquestado: “Afirmamos que esta actitud represiva forma parte de una estrategia más general que pretende perseguir a quienes encabezaron los procesos populares en Latinoamérica”.



Redacción de Perfil.com