INTERNACIONAL CONDENADO EN ESPAñA

El rey Juan Carlos intercedió por el represor Ricardo Cavallo

En 2003, envió una carta del padre del torturador de la Esma al ministerio de Justicia español.

El Rey Juan Carlos intercedió por Ricardo Cavallo
El Rey Juan Carlos intercedió por Ricardo Cavallo Foto:Cedoc
Ricardo Miguel Cavallo, recientemente condenado junto a otros 27 represores en el marco de la causa Esma III,  fue detenido en México en agosto de 2000, a raíz de un pedido de extradición del juez Baltasar Garzón. En marzo de 2003 fue trasladado a Madrid y a los seis meses su padre, Oscar Antonio Cavallo, le escribió una carta al rey Juan Carlos para pedirle que interceda por su hijo, sostiene el diario español Público. 

La carta está fechada en septiembre de 2003 en Punta Alta, cerca de la base naval de Bahía Blanca, y tiene una extensión de cinco páginas. Público cuenta que en la parte superior lleva el sello de la Casa Real, con la indicación de que había sido oficialmente registrada el 10 de octubre de 2003 con el número de entrada 12.804.

Cavallo padre define a su hijo como "un soldado". “Usted como estadista sabrá entender y su pueblo sabrá comprender que lo pasado en mi país en ese período no fue culpa de un hombre. Fue un proceso derivado de políticas instauradas para la región desde usinas instaladas en Centro América. Mi hijo participó de esa guerra que no buscó, lo hizo con lealtad y honestidad cumpliendo órdenes superiores en defensa de la Constitución y las leyes de nuestro país y del bien común”, sostiene. 

El padre de Cavallo compara a la situación argentina con la española:  “Su Excelencia, permítame recordarle que su país, España, ha sufrido las consecuencias de una cruenta y cruel guerra civil –apuntó-. Pero una vez terminada la misma supieron, con inteligencia y patriotismo, superar las secuelas que una lucha entre hermanos deja. Soberanamente dictaron las leyes que consideraron oportunas y que les permitiera volver a vivir en armonía, dejando atrás ese pasado oscuro de la historia. Nadie pudo osar interferir en sus actos soberanos. Tampoco ustedes lo hubieran permitido. Es claro (sic) que el terrorismo fue malo antes, es malo hoy y será malo siempre, por lo que su accionar debe ser combatido en resguardo de las instituciones democráticas, como lo hacen en este momento dentro de sus propias fronteras”, haciendo referencia a la lucha del estado español contra la banda terrorista ETA. 

También le dice que "quien le entregue la presente" le dará a conocer su dirección de alojamiento cuando visite Madrid, con lo cual se deduce que no fue enviada por correo postal. La Casa Real hizo llegar la carta al ministerio de Justicia y a los tres meses fue remitida a los juzgados de Garzón.