INTERNACIONAL

El sacerdote infectado de ébola llegó a España

El misionero Miguel Pajares, de 75 años de edad, colaboraba en la atención de pacientes infectados

Foto:AP

Un sacerdote español fue trasladado desde Liberia en avión hasta Madrid por haber sido infectado con el virus ébola. Junto a él viajó una monja con quien trabajaba en el país africano. Llegaron hoy a la capital española en condición estable y lo derivaron al hospital donde se encuentra en aislamiento. Así, el brote de ébola de África occidental sigue causando estragos en los cuatro países afectados.

El misionero Miguel Pajares, de 75 años de edad, colaboraba en la atención de pacientes infectados por ébola y, después de realizarse unas pruebas en el hospital San José de Monrovia a comienzos de esta semana se le detectó el virus junto a otras dos personas.

Los otros dos trabajadores infectados son Chantal Pascaline Mutwamene, del Congo, y Paciencia Melgar, de Guinea Ecuatorial. Juliana Bohi, una monja de Guinea Ecuatorial con nacionalidad española que cumplía junto a él labores humanitarias, voló con el sacerdote hasta España pero no está infectada. Ambos trabajaban para la orden del hospital San Juan de Dios, un grupo humanitario católico que regenta hospitales en diferentes puntos del globo.

Llegaron a una base aérea cercana a Madrid, donde fueron atendidos por personal con ropa protectora y máscaras y fueron trasladados en cápsulas transparentes para prevenir el contagio.

Rafael Pérez Santamarina, director del hospital La Paz de Madrid entidad de la que depende el hospital Carlos III donde se encuentra el misionero, informó a los medios que después de realizarle los reconocimientos médicos pertinentes, Pajares se encontraba estable y que Bohi estaba en buenas condiciones. Asimismo, confirmó que ninguno sangraba, lo que es un síntoma de un estado avanzado de la enfermedad.

A pesar de que la directora de salud pública, Mercedes Vinuesa, minimizó la posibilidad de riesgos de contraer el virus ébola, hay estrictos controles que se deben a que el contagio puede producirse sólo por el contacto directo con los fluidos corporales de alguien que está infectado sea sangre, semen, saliva, orina, heces o sudor. Además, el sacerdote será el primer caso de ébola tratado en España, por lo que los cuidados son aún más rigurosos.


Redacción de Perfil.com