INTERNACIONAL CRISIS EN BRASIL


El Senado vota la suspensión de Dilma y Temer se prepara para asumir

La apertura del juicio político contra la mandataria se aprobaría esta noche. Desde el PT aseguran que serán "una oposición muy firme".

El Senado de Brasil continúa con una sesión tensa y maratónica, que se espera termine en la madrugada, donde se votará la suspensión por seis meses de la presidenta Dilma Rousseff, como parte del juicio político en su contra. Según estiman diferentes funcionarios brasileros, el impeachment será aprobado.

De concretarse, por mayoría simple de los 81 senadores, la suspención de la mandataria, este jueves el vicepresidente opositor Michel Temer se convertiría en el jefe de Estado provisorio, en medio de una incertidumbre política con pocos precedentes.

La cámara alta decidirá la suerte del gobierno de Rousseff tras la sesión que inició hoy a las 9 de la mañana de hoy. El oficialismo admitía esta tarde la derrota en este proceso, al que califica de "golpe de Estado". Una vez terminados los discursos de los 78 senadores inscriptos en la mesa del presidente del Senado, Renán Calheiros, los legisladores se dispondrán a votar.

"Vamos a anunciar el nuevo gabinete este jueves por la tarde, no hay tiempo que perder", avisó el senador Romero Jucá, posible ministro de Planificación y Presupuesto de un gobierno de Temer, ambos del Partido del Movimiento de la Democracia Brasileña (PMDB), que se pasó a la oposición hace un mes.

Según indicó Télam, el juez Teori Zavascki, del Supremo Tribunal Federal (STF), fue quien rechazó una medida cautelar del gobierno para anular el proceso de juicio político por haber sido abierto en forma irregular y como 'venganza' del presidente suspendido de Diputados, Eduardo Cunha, del PMDB.

El senador Humberto Costa, jefe del grupo del gobernante Partido de los Trabajadores (PT), destacó que de aprobarse el juicio político, "el PT hará una oposición muy firme y denunciará en forma permanente el golpe que se le está dando a la democracia"-

Del mismo bloque, el vicepresidente del Senado, Jorge Viana, consideró: "Es un juego de cartas marcadas. No estarán sacando a DIlma, estarán sacando la soberanía del voto popular en Brasil. Eramos la segunda mayor democracia del hemisferio, fuimos admirados por haber superado el mapa del hambre de la FAO. Mañana acompañaré a Dilma".



Redacción de Perfil.com