INTERNACIONAL COLOMBIA

El sicario de Pablo Escobar confesó haber matado a un bebé “por humanidad”

En un documental de Netflix, el asesino a sueldo dice que lo mató "para que no quedara huérfano".

El sicario de Pablo Escobar confesó haber matado a un bebé “por humanidad”
El sicario de Pablo Escobar confesó haber matado a un bebé “por humanidad” Foto:AFP

Se llama Jhon Jairo Velásquez Vásquez pero fue más conocido como “Popeye”, uno de los asesinos a sueldo más sanguinarios del fallecido narcotraficante colombiano Pablo Escobar Gaviria. En un documental emitido en Netflix, el asesino cuenta detalles de los trabajos que hacía para el capo colombiano y, entre otras cosas, asegura que le mató a un bebé “para que no quedara huérfano”.

“Nosotros llamamos a la señora. Ella sale a una estación de gasolina, la señora nos sale ahí, y ahí la matamos. Y como un acto de humanidad, le disparamos al bebé para que no quedara huérfano. Fue una cosa fuerte”, relató Popeye en el documental Countdown to death: Pablo Escobar que puede verse a través de la plataforma de películas y series online.

Según informó la cadena colombiana RCN, Escobar había exigido asesinar a 18 de sus antiguos socios –además de informantes– que pretendían quitarle el liderazgo como capo de la droga del cártel de Medellín. La madre del bebé había sido acusada de filtrar datos sobre la ubicación de los escondites del dinero de la mafia.

La mujer, según asegura “Popeye” en el documental, era la esposa de un mayor de la Cuarta Brigada del Ejército. Fue citada por los sicarios, bajo engaño, en una estación de gasolina, a la que llegó con el bebé en brazos, y allí fue ejecutada. Además, para el momento estaba nuevamente embarazada.

Popeye, considerado el sicario más sanguinario de Escobar, fue condenado a principios de los años ‘90 por su responsabilidad en cientos de asesinatos, entre los que se cuenta al candidato presidencial Luis Carlos Galán, baleado en 1989, y el atentado contra el vuelo 203 de Avianca, en el que perdieron la vida 107 pasajeros.

El sicario reconoce haber asesinado directamente a 250 personas pero “participado y coordinado alrededor de 3.000 muertes”, casi todas por orden de Escobar. En una entrevista concedida el año pasado, Velásquez Vásquez reconoció: “Si a mí, Pablo Escobar me hubiera dicho que matara a mi padre y mi padre hubiera cometido un error gravísimo en contra de la organización o en contra mía, lo mato”.

Pasó veintitrés años de prisión hasta que, en 2014, fue puesto en libertad condicional por decisión de un juzgado. El año pasado estuvo a punto de perder ese privilegio al asistir a una fiesta del líder de la Oficina de Envigado, una famosa organización narcoparamilitar. Muchos en Colombia aseguran que continúa asesinando “por encargo”.



Temas: