INTERNACIONAL VÍA CRUCIS

El Papa condenó "la conciencia insensible" con los refugiados

El Sumo Pontífice abordó el drama de los desplazados y apuntó contra Europa. Se realizó en el Coliseo bajo fuertes medidas de seguridad. 

Foto:Afp

El papa Francisco condenó "la conciencia insensible y anestesiada" de Europa ante el drama de los refugiados, al término del Vía Crucis nocturno del Viernes Santo en el Coliseo de Roma.

"¡Oh Cruz de Cristo, aún hoy te seguimos viendo en nuestro Mediterráneo y en el mar Egeo, convertidos en un insaciable cementerio, imagen de nuestra conciencia insensible y anestesiada!", clamó el papa en una clara crítica al cierre de fronteras y al rechazo hacia los inmigrantes y refugiados.

El tradicional rito alrededor del monumento romano, se celebró en un clima particular, marcado por las fuertes medidas de seguridad adoptadas desde los atentados de noviembre en París y mantenidas tras los recientes ataques de Bruselas que costaron la vida a 31 personas.

Toda la zona estaba vigilada por patrullas de la policía y el ejército además de cuerpos especiales de inteligencia, que controlaron los documentos de cada una de las personas que ingresaba a la zona.

El sumo pontífice llegó hacia el monumento romano, en donde miles de personas, turistas y religiosos, la mayoría con antorchas, lo esperaban.  El papa Francisco pidió al cardenal italiano Gualtiero Bassetti, entre los purpurados más amigos, que escribiera las meditaciones que tradicionalmente se leen en cada una de las 14 estaciones del calvario padecido por Cristo.

El texto abordó la situación de los refugiados por las guerras, de los desplazados y perseguidos y comparó sus sufrimientos con los padecidos por Jesús en su pasión. "¿Cómo no ver el rostro del Señor en aquellos de los prófugos, refugiados, desplazados, que huyen desesperados del horror de la guerra, las persecuciones, las dictaduras?", se interroga Bassetti.

En cada estación del Vía Crucis se abordó un tema específico que preocupa al mundo, mientras la cruz fue cargada por fieles de numerosas nacionalidades, entre ellos latinoamericanos de Paraguay, Ecuador, Bolivia y México. La cruz en las últimas estaciones fue llevada por los sirios Hadad Rana y Yusef Saghir y los hermanos franciscanos de Tierra Santa, en representación de regiones azotadas por los conflictos.

 

 



Redacción de Perfil.com