INTERNACIONAL HAY CUATRO CANDIDATOS

Elegirán “rápido” al nuevo jefe del FBI que reemplazará a Comey

.

Director interino. McCabe contradijo a Donald Trump.
Director interino. McCabe contradijo a Donald Trump. Foto:AFP
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo ayer que espera nominar “rápido” a un nuevo director del FBI tras el despido de James Comey y adelantó que es posible que eso ocurra antes del próximo viernes, cuando partirá hacia Arabia Saudita en su primera gira internacional. “Podemos tomar una decisión rápida”, comentó Trump, en momentos en que el Senado lo investiga por una posible colusión con Rusia para perjudicar a su rival en los últimos comicios, Hillary Clinton.
Trump habló brevemente con los periodistas en el Air Force One antes de volar hacia la Universidad Liberty, en Virginia, donde participó de la ceremonia de graduación de los estudiantes. Allí, describió a los candidatos para reemplazar a Comey como “sobresalientes”, “muy conocidos” y “del más alto nivel”. El proceso de entrevistas a los candidatos comenzó ayer, bajo la dirección del fiscal general Jeff Sessions, y su “número dos”, Rod Rosenstein.
Hay al menos cuatro candidatos para el puesto: el actual director interino del FBI, Andrew McCabe; el senador republicano John Cornyn; el juez Michael Garcia, de la Corte de Apelaciones de Nueva York; y Alice Fisher, ex jefa de la división criminal del Departamento de Justicia. La designación será escudriñada de cerca por Trump, que enfrenta una avalancha de críticas por despedir al hombre encargado de la investigación criminal sobre los posibles lazos de su equipo de campaña con Rusia.
McCabe, quien hizo carrera como agente en el FBI, participó en numerosas investigaciones de alto perfil, incluida la del atentado en la Maratón de Boston en 2013 y la del ataque contra el Consulado estadounidense en Bengazi, Libia, en 2012. Esta semana, contradijo a Trump, al declarar ante los senadores que Comey tenía gran apoyo dentro de las filas del FBI, y la supuesta interferencia rusa en las elecciones estadounidenses era una “investigación altamente significativa”.
El despido fulminante de Comey provocó una crisis sin precedentes en la Casa Blanca, tras las numerosas contradicciones al explicar la decisión de Trump, quien amenazó el viernes al ex jefe del FBI, al aseverar que “más le valía” que no hubiera “cintas” de esas charlas, “antes de que él empezara a filtrar a la prensa” su versión de los hechos.

Agencias