INTERNACIONAL A UNA SEMANA DE LOS COMICIOS

En Colombia crecen las chances de “Zuluaga al gobierno, Uribe al poder”

PERFIL COMPLETO

Foto:Sebastián Otondo

Oscar Iván Zuluaga quiere ser el próximo presidente de Colombia. El economista de 55 años es el candidato que más creció en las encuestas. Con un discurso contrario al diálogo con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), logró esta semana encabezar los sondeos y pasar a Juan Manuel Santos. Detrás del ex ministro de Hacienda, está la figura omnipresente y todopoderosa de Alvaro Uribe, quien digita la campaña y lanza estocadas contra el jefe de Estado. Para el electorado colombiano, Zuluaga encarna la figura del ex presidente, que no puede constitucionalmente retornar a la Casa de Nariño.

“Me siento orgulloso de ser el candidato del uribismo”, expresó esta semana Zuluaga al diario El Tiempo, al tiempo que sostuvo que las decisiones las tomará él. En ese reportaje, buscó reafirmar su autoridad y liderazgo, al afirmar: “El respeta mucho y lo que le interesa es la lealtad de unas ideas. Y no debe haber dudas de que el presidente va a ser Oscar Iván Zuluaga”.

Sin embargo, los analistas sostienen que el economista es un delfín del hombre que enfrentó a sangre y fuego a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). “Quien va a gobernar no va a ser Zuluaga, sino el ex presidente Uribe. El acepta todo lo que le diga Uribe con una venda en los ojos”, confió a PERFIL Fernando Giraldo, politólogo de la Universidad Javeriana. Según el académico colombiano, la candidatura replica el espíritu de la de Héctor Cámpora en la Argentina en 1973. “Se trata de Zuluaga al gobierno y Uribe al poder”, agrega Giraldo.

La cercanía con el ahora senador y líder del Centro Democrático catapultó en los sondeos a Zuluaga. Según la última encuesta del Centro Nacional de Consultoría, cuenta con una intención de voto del 24%, mientras que Santos cayó del 23 al 22%. Aunque el estudio arroja un empate técnico, el dato más preocupante para el presidente colombiano es que en una eventual segunda vuelta, el candidato opositor tendría un 42% y vencería al jefe de Estado por ocho puntos.

Se trata de la primera vez en la campaña que una encuesta no da ganador en la segunda vuelta a Santos. El ascenso de Zuluaga –y la caída del primer mandatario– suceden a tan sólo siete días de los comicios, que se celebrarán el 25 de mayo.

Ante esa tendencia, Uribe se frota las manos, sabiendo que crece la posibilidad –hasta unas semanas inverosímil– de regresar al poder. “Hará un gobierno de tierra arrasada con aquel que no comparta sus perspectivas. Si gana Zuluaga, reformarán la Constitución para eliminar el límite de sólo dos mandatos presidenciales. Colombia será la próxima Venezuela”, vaticina Giraldo.

Santos sueña con imponer en los últimos días de la campaña su propuesta de paz con las FARC, tras acordar el viernes el punto tres de la agenda de La Habana, relativo al narcotráfico. Zuluaga, por su parte, se esfuerza por demostrar que si gana, no habrá doble comando y ejercerá en solitario todas las facultades presidenciales. Sin embargo, en Colombia muchos creen que Uribe, sin ser candidato, será el próximo hombre fuerte del país.



Leandro Dario