INTERNACIONAL EL WOMEN’S SWIMMING PROJECTS

En Sri Lanka, el 80% de las víctimas eran mujeres que no sabían nadar

PERFIL COMPLETO

El horror no sólo es una categoría psíquica. A veces, adquiere consistencia sólida de lo concreto. Y se transforma en cifras. Que, por cuantificables, producen aún más espanto. Números que asustan. Uno de ellos es un porcentaje: de las 35 mil personas que murieron en Sri Lanka durante el tsunami de 2014, el 80% eran mujeres y niñas que, por una cuestión cultural, no sabían nadar.

Semejante dato, sumado a la imagen de los cuerpos flotando en el agua, no resultó paralizante para la inglesa Christina Fonfé, sino todo lo contrario: nadadora y esposa de un militar que reportaba por entonces en Alemania, supo que tenía que hacer algo. Ese algo resultó un proyecto transformador: el Sri Lanka Women’s Swimming Proyect, que hace 13 años trabaja en aquel país enseñando los rudimientos de la natación y a flotar en el agua a mujeres de aquel país.

La labor del proyecto desde su nacimiento estuvo enfocada en las niñas: ellas explicarían a sus hijos lo básico para que no se ahogaran. “Lo sorprendente es que, aunque viven en una isla, las mujeres no saben nadar y además, al principio, tampoco comprendían la necesidad. El mar siempre era visto como algo peligroso”.

Otro de los obstáculos fue cultural: muchas mujeres no querían ser vistas en traje de baño. Tampoco había muchas piletas en el país. De hecho, las primeras clases fueron en una plantación de cocos. Desde 2012, el WSP cuenta con piletas de lona inflables, así pudo ampliar la cantidad de alumnas. En 2005 se graduaron las primeras 35. Hoy lleva 4 mil egresadas de sus clases y formó a diez profesoras que continúan la tarea.



Pablo Helman